UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

La convergencia entre el mundo audiovisual vía e es el futuro para la de la televisión para las personas con discapacidad.

Los términos accesibilidad y televisión no siempre han sido compatibles. Éste es uno de los retos que se plantea José Manuel Menéndez, profesor de la ETSI de Telecomunicación de la UPM, director de la Cátedra Indra – y responsable del Grupo de Aplicación de Telecomunicaciones Visuales (G@TV) de la ETSIT-UPM. “Hay que aprovechar las enormes posibilidades que nos brinda la televisión híbrida para la integración de las personas con discapacidad”, señaló José Manuel en la III jornada divulgativa de la Cátedra Indra – celebrada hace unos días.

¿En qué consiste y qué ventajas tiene televisión híbrida o HBB (Hybrid Broadcast Broadband?

J. M. Menéndez. La televisión híbrida es un nuevo paradigma de televisión, caracterizado por la existencia de un terminal o pantalla que es capaz de mostrar contenidos que le llegan tanto por la red de difusión de TV como por Internet. La televisión híbrida es la evolución de la convergencia tecnológica que desde hace años se puede observar entre el mundo de la TV y el mundo de la informática e Internet. El canal de difusión es el canal por el que se envía información a todo el mundo, pero el acceso a I

Interfaz gráfico del receptor de TV accesible.

Interfaz gráfico del receptor de TV accesible.

nternet es único para cada usuario, al que se puede distinguir por su dirección IP única.

Esta idea tiene un gran potencial, ya que se puede mandar al usuario vía Internet todo tipo de contenidos personalizados. Otro servicio muy interesante lo está explotando ya la televisión alemana. Consiste en ofrecer una mediateca con los programas emitidos en las últimas semanas. Muchos operadores de TV disponen de un servicio así en sus páginas web, pero en la televisión híbrida estamos hablando de otra cosa: esos programas emitidos se pueden disfrutar directamente en la propia pantalla de televisión. En la práctica funciona como un servicio de vídeo bajo demanda.

¿Cuáles han sido las conclusiones más relevantes de la III jornada de la Cátedra Indra Fundación Adecco “La televisión como herramienta de integración?

Podemos quedarnos con dos conclusiones, la primera es que en los próximos años vamos a vivir un aumento de los servicios de accesibilidad debido a las cuotas que estable la nueva ley audiovisual. Y la segunda y más relevante para nosotros es que hay toda una variedad de nuevas tecnologías, como la Internet del Futuro y la TV híbrida, que ofrecen un grandísimo potencial para la puesta en marcha de nuevos servicios. La cuestión ahora es cómo aprovechar ese potencial para que las personas con discapacidad se vean también beneficiadas.

Has trabajado en diferentes proyectos de investigación sobre accesibilidad a los medios audiovisuales. ¿Se piensa en las personas con discapacidad a la hora de implementar novedades tecnológicas en el panorama audiovisual?

Una parte de las personas con discapacidad auditiva prefieren el lenguaje de signos a la subtitulación.

Es muy importante el concepto de “diseño para todos”, es decir, diseñar los nuevos servicios y productos pensando desde el principio en que los pueda usar el mayor número posible de ciudadanos. De este modo se evita tener que adaptarlos posteriormente, con el coste que eso tiene. Indudablemente la concienciación social es cada vez mayor. Por ejemplo, todas las campañas publicitarias institucionales de la administración general del Estado se emiten ahora con subtítulos e intérprete de lengua de signos.

Descríbenos qué solución en el entorno audiovisual ayuda a la accesibilidad para cada discapacidad (auditiva, visual, física e intelectual) .

Discapacitados auditivos

Existe el subtítulado desde hace años y cada vez se están ofreciendo más horas subtituladas en todos los operadores. Sin embargo, una parte de la población sorda se orienta más a la lengua de signos (mediante un intérprete que se ve en una ventana pequeña, en un lateral, haciendo la traducción), que es un campo en el que hay que seguir avanzando y en el que, precisamente, estamos trabajando en la cátedra.
Discapacitados visuales

En el caso de la televisión, existe el servicio de audiodescripción, que consiste en unos comentarios adicionales que se suman al audio para explicar a las personas con discapacidad visual lo que está ocurriendo. No obstante, en la actualidad se están audiodescribiendo muy pocos programas. Es, por tanto, una asignatura pendiente para los radiodifusores.
Discapacitados físicos

En el caso de la discapacidad física los esfuerzos deben concentrarse en la usabilidad y la accesibilidad del mando a distancia y de los propios dispositivos, como las pantallas. Otra mejora útil serían los atajos de navegación en los menús gráficos y aplicaciones de personalización teniendo en cuenta la movilidad de estas personas. Y, finalmente, las mejoras en los interfaces hombre-máquina, a través de mandos a distancia que respondieran a órdenes habladas.
Discapacitados intelectuales

Hemos hecho alguna incursión pero el mundo de la discapacidad intelectual es muy complejo porque cada persona es diferente. En el proyecto ACANTO, Indra implementó una aplicación interactiva de estimulación cognitiva, pensando en las personas con discapacidad intelectual y, en particular, en las personas mayores.

La televisión 3D ha irrumpido en el panorama audiovisual como la novedad más importante en el último año. ¿Puede aportar alguna solución en el campo de la accesibilidad, o por el contrario, “complica” la situación?

En realidad ambas cosas. Como muchas de las nuevas tecnologías audiovisuales, la televisión 3D plantea tanto oportunidades como retos. Un ejemplo de oportunidad sería la transmisión de intérpretes de lengua de signos en 3D, mientras que un reto se encuentra en la presentación de los subtítulos, ya que el texto plantea algunos problemas en la imagen 3D.

¿Cuál es el futuro de la televisión en cuanto a accesibilidad?

Siempre es difícil hacer predicciones sobre el futuro. Es previsible que en los próximos años veamos un aumento de los servicios de accesibilidad (subtitulado, audiodescripción y lengua de signos) porque así lo establece la ley audiovisual. Además, este hecho nos permite hacer otro pronóstico: se desarrollarán nuevas tecnologías o se mejorarán las actuales para contribuir a que los operadores cumplan esas obligaciones. Hay margen de mejora, por ejemplo, en el subtitulado y en la interpretación de lengua de signos, en tiempo real.

G@TV y la cátedra Indra – Fundación Adecco

El Grupo de Aplicación de Telecomunicaciones Visuales inició su actividad en 2004. En esa época el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio creó un grupo de trabajo sobdre la accesibilidad a la TV digital que, finalmente, será coordinado por el G@TV y en el que se elaborará un informe que recogerá todas las peticiones y sugerencias que se consensuaron en las diferentes jornadas y reuniones que se celebraron en la ETSIT-UPM.

A lo largo de estos años han trabajado en muchos proyectos sobre la accesibilidad a los medios audiovisuales, la integración laboral de las personas con discapacidad y la utilización de las tecnologías de la comunicación con fines asistenciales.

Para José Manuel Menéndez, la iniciativa que ha desarrollado desde el G@TV con mayor repercusión en el campo de la accesibilidad, “seguramente sería la Cátedra Indra – Fundación Adecco, que mantenemos con ambas entidades desde 2007”, aunque también destaca dos proyectos Avanza: el proyecto ACANTO (Accesibilidad Integral a la Televisión Digital), entre 2007 y 2009, y el proyecto HERMES TDT (Herramientas de motorización y control de servicios y accesibilidad para la TDT) entre 2008 y 2009, junto con el Centro de Subtitulado y Audiodescripción () de la Universidad Carlos III de Madrid.