Cierre mucho mejor de lo que me esperaba, aumentando la tensión en el techo del rebote iniciado en los 9.200 y con la ayuda de un que hoy ya logró recuperar toda la caída del viernes. Esta situación puede llevar a un exceso de confianza brutal.

La cota mágica para el Ibex es ahora el nivel de los 11.050, lo que en realidad ya era. El cierre en 10.967 gracias a la subasta (estábamos en 10.943 a las 17.30) es un muy buen cierre, pero que de momento lo debemos situar en el rango lateral de las últimas jornadas, la “zona gris” de la que hablé la semana pasada.

El Dow Jones se encontraba en R3 al cerrar el Ibex en subasta, 11.990, muy alto. Por lo tanto, vemos a los 12.020 como un nivel clave de mucha trascendencia, de momento máximos de extrema consideración en base a un completo conteo de ondas de Elliott que puede ensayarse desde marzo de 2009 y pudo haber terminado en 12.020. Los bajistas esperan retomar la tendencia desde esta cota y los alcistas, una corrección entre el 10% y el 20%, es esta segunda alternativa la que es una consideración bajsita luego de un conteo de ondas que solo puede fallar en la última.

El mercado está muy complicado para bajistas pero también para alcistas. Puede asumirse el riesgo del lado bajsita, pero creo que no puede asumirse del lado alcista. El riesgo que se toma actualmente del lado largo es similar al de la exposición alcista a antes del “flash crash” del 6 de mayo que arruinó a mucha gente porque incluso los stops en muchos casos no funcionaron. Cabe destacar que de hecho, el Dow Jones (al cierre del Ibex) está dibujando una figura similar -que hoy veremos con los suscriptores de mi servicio de análisis y recomendaciones- a la previa del 6 de mayo del año pasado. En aquél entonces también se recuperó en dos días una fuerte primera caída previa, para luego caer y perder todo lo recuperado, volver a subir otra vez al mismo punto … y solo posteriormente caer y dar el crash del 6 de mayo. Por lo tanto, no es inusual esta presión previa a un giro, si es que nos van a dar uno.

Sigo estimando que por encima de 11.050 del contado del Ibex habría que cambiar de ideas, pero que lo más probable es que se imponga la tendencia de fondo. Las tendencias se rompen pocas veces y son tendencia mucho más tiempo, es una mera cuestión estadística. Lo cortez no quita lo valiente y el Dow puede dejar este comentario desfazado en pocas horas, pero esta es mi opinión de buena fe mientras no deba cambiarse.

Estimo que no se ha visto toda la presión aún y que el mercado explotará en un sentido u otro. Nos aceramos a momentos históricos debido no solo a lo que marcan las ondas de Elliott sino a extraordinarias cuestiones de base en la internacional nunca antes vistas.

Nos vemos mañana, un saludo.

Fernando Damián

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Fernando Damián

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed