Con escaso volumen y los indicadores diarios cortados a la baja, el Ibex rebotó en 10.657, zona de importante soporte. El hecho nos sigue dejando en el lateral 11.050-10.650, por lo que volvemos a lo mismo de los últimos días.

El volumen de hoy indica que el lateral está firme por arriba. En los días de caída ha aumentado el volumen, por lo que todo parece una distribución al amparo de la magia americana.

La fuerza, la mano de Dios o como lo queramos llamar, está en Wall Street, con movimientos no vistos en nuestra generación. De hecho, semejante sobrecompra no ocurría desde los años 60. Pero cuidado, es una subida insostenible por mucho más tiempo, poco sana, sin correcciones elocuentes y propensa a un crash. Nadie en su sano juicio puede comprar para mantener en esta zona de los índices americanos, trading sí, pero otra cosa no. Aparentemente las ganancias de las empresas, están en máximos de 55 años, por lo que el PER de lal americana está también muy alto. Es decir, hay sobrevaloración fundamental y 5 claras onda al alza desde los mínimos del año pasado. Manda el precio, pero este invento de la FED asusta y las futuras consecuencias no pueden ser buenas. La estructura desde marzo de 2009 sigue siendo la misma, un ABC y de la C tenemos 5 ondas que terminará cuando termine, pero no van a haber más.

De momento la música sigue sonando y quien pueda bailar que lo haga.

Queda una fea vela semanal en el Ibex, que enmascara la diaria. Poca claridad en el lateral pero apuestas seguras por encima y por abajo, en soporte y en resistencia.

Cuidado, el Ibex cierra por debajo de la media de 200 a 15 miuntos, nada del otro mundo. No creo que volvamos a 11.000.

El se encontraba en 12.248 al cerrar el Ibex en subasta.

Por último… una relexión, lastima la inteligencia que en la prensa se diga que por la posible renuncia de Mubarack ha subido la bolsa. Vamos, seamos serios.

Hasta el lunes, buen fin de semana.