UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

del INEF estudian los beneficios del ejercicio físico para combatir los efectos del . Un grupo de socias de ASCAMMA colaborará voluntariamente en este proyecto, que se desarrollará durante cuatro años.

Cada vez son más numerosos los estudios de carácter científico que relacionan la práctica habitual de actividad física con un mejor pronóstico del cáncer de mama. Es una preocupación para los expertos trabajar directamente con pacientes, para analizar y comprobar los efectos que el ejercicio físico puede reportar en estos casos.

Con este objetivo, la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y <http://www.inef.upm.es/> del Deporte-INEF de la Universidad Politécnica <http://www.upm.es/> de Madrid ha puesto en marcha un proyecto de investigación, en el que cuentan con la colaboración de miembros de ASCAMMA (Asociación de Cáncer de Mama de Madrid).

Durante los 4 años de duración del proyecto, se valorarán los beneficios que un programa de ejercicio físico supervisado puede generar en este colectivo. Los investigadores mantienen la hipótesis de que la actividad física mejorará notablemente la calidad de vida de estas mujeres. En este sentido, se medirán variables de tipo fisiológico junto con otras de carácter psicológico y social.

El proyecto se ha inspirado en la iniciativa “Abreast In A <http://www.abreastinaboat.com/HTML/index.htm> Boat” (un pecho en un barco), desarrollada en Canadá, donde un grupo de mujeres afectadas de cáncer de mama participan en actividades de embarcación a remo, como metáfora de su lucha contra la enfermedad.

Mejorar la percepción corporal

El programa práctico está diseñado y conducido por profesionales del INEF y presenta contenidos de tipo lúdico, con ejercicios localizados y también con actividades de expresión corporal, danza y coordinación, en las que la música es un componente esencial.

Se persigue con ello que las mujeres mejoren su forma física, pero también que trabajen aspectos básicos afectados por la enfermedad, como la autoestima, imagen y percepción corporal. Las sesiones se llevarán a cabo en las instalaciones del INEF, con una duración aproximada de 40-50 minutos y una frecuencia de dos veces por semana.

El proyecto está dirigido por Ruben Barakat Carballo y Javier Sampedro Molinuevo, profesores de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte-INEF. Las clases son totalmente gratuitas y están destinadas a mujeres afectadas de cáncer de mama en cualquier estado de la enfermedad.

Para participar, se pide que las voluntarias estén afectadas por cáncer de mama o bien hayan superado la enfermedad, que sean socias de ASCAMMA y que adquieran el compromiso de seguir en el proyecto durante un mínimo de 3 meses. Las interesadas en colaborar pueden solicitar información o incorporarse al proyecto a través de la dirección de correo electrónico silvia.r@ascamma.org