UNIVERSITAT DE VALENCIA

Gran parte de las imágenes son inéditas y retratan aspectos poco conocidos de la Valencia del siglo XIX

· Es la más relevante que se ha hecho de una de las colecciones fotográficas privadas más importantes de toda España

· Todas las imágenes son originales y fueron realizadas entre 1845 y 1900

· Se muestran monumentos que, en algunos casos, han desaparecido

El de la Universitat de València presenta la exposición Colección Díaz Prósper: Patrimonio y Memoria. Fotografías 1839-1900. Esta muestra, que ocupa hasta el próximo 26 de junio las salas Thesaurus y Martínez Guerricabeitia del edificio histórico de la Universitat, es la exposición fotográfica más importante que se ha realizado hasta la fecha sobre aspectos de la Valencia del siglo XIX. La colección Díaz Prósper es una de las colecciones fotográficas privadas más relevantes existentes en España, ya que está compuesta por más de 13.000 fotografías del siglo XIX hasta los años sesenta del pasado siglo. Sin duda, esta colección supone un tesoro fotográfico.

De las cerca de 550 piezas reunidas (todas originales) para la exposición que se presenta en el Centre Cultural La Nau, hay muchas que nunca han sido expuestas en público y además dan testimonio visual de una Valencia poco conocida, ya que documentan aspectos correspondientes al período 1845-1900; a ello hay que añadir el hecho que de que algunos de los monumentos retratados han desaparecido. La muestra, que está comisariada por el académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, José Ramón Cancer Matinero, nos aproxima por tanto a las condiciones y el contexto de las primeras fotografías tomadas en Valencia basándose en una cuidada selección de la amplia Colección Fotográfica Díaz Prósper.

Mayoritariamente son fotografías obtenidas en la Comunidad Valenciana y firmadas por autores destacados, como por ejemplo Pascual Pérez y Rodríguez, Pedro Ducloux, Juan José Barrera, Franck, Ángel, Disdéri, Fárvaro Hermanos, E.Gateau, E.Jouliá, Esplugas, J. David, J. Laurent, Levy, Ludovisi y su Señora, Geniscans, Antonio García, J. Derrey, V. Pla, Ch. Clifford, etc.

Además se muestran por primera vez unas fotografías de Pascual Pérez y Rodríguez, que se han incorporado recientemente a la colección, procedentes de una subasta que tuvo lugar en Barcelona. Estas imágenes están consideradas como “un bien excepcional”, por su antigüedad (década de 1850), buen estado de conservación y en su mayoría, ser todavía inéditas.

Al objeto de facilitar la lectura de las imágenes expuestas, se ha estructurado el grueso de la muestra en cuatro apartados o itinerarios, agrupando las fotografías por afinidades de contenido: Origen y técnicas fotográficas; Valencia: entorno monumental y paisaje urbano; Patrimonio y paisajes cercanos; Valencia: tejido humano y social; y Ocio, cultura y sucesos históricos. Las tres primeras secciones pueden contemplarse en la Sala Martínez Guerricabeitia y las otras dos, en la Sala Thesaurus.

El comisario de la exposición, José Ramón Cancer Matinero, destaca “la riqueza testimonial” de las fotografías que “sorprenden por su antigüedad (entre ellas, la ciudad de Valencia amurallada) y de cuya existencia, en muchos casos, únicamente se tenía constancia a través de noticias escritas publicadas en algunos diarios de la época”. Un ejemplo de ello es la imagen de la Puerta de San José, que ya no existe. Ubicada frente al puente homónimo daba entrada a la Valencia amurallada. Sin duda, esta exposición constituye “un calidoscopio de miradas fotográficas para comprender el devenir urbano y humano de la ciudad de Valencia en la segunda mitad del siglo XIX”.

El coleccionista, Juan José Díaz Prósper, explica que esta exposición “es la más relevante, después de las varias celebradas sobre mi colección, puesto que muestra la esencia, la síntesis de lo más sobresaliente de la colección” y ha rememorado los inicios de la misma: “Un día de rastro, hace ya unos años, una postal tirada en el suelo entre un montón de trastos me llamó la atención, fue el detonante que puso en marcha la captura de imágenes”. A partir de ahí, “de forma a veces compulsiva y morbosa he llegado hasta las 13.000. A veces un mal o buen paso, nos cambia el rumbo de la vida y quizás ese fue el momento”. En cualquier caso ha destacado que, en el fondo, “coleccionistas somos todos, y los hay de todo tipo de objetos, unos con valor social y otros cuyo valor es íntimo”.

El vicerrector de Arte, Cultura y Patrimonio de la Universitat de València, Josep Lluís Sirera, ha explicado que esta exposición plantea tres objetivos muy importantes. “En primer lugar, rendimos homenaje a la labor de un coleccionista, Juan José Díaz Prósper, que con una constancia y una paciencia realmente ejemplares ha formado un archivo fotográfico de gran valor. En segundo lugar, presentamos una selección inteligente de imágenes fotográficas de un valor documental extraordinario sobre la Valencia del siglo XIX y, finalmente, ayudarnos a ver, los primeros pasos del arte fotográfico en nuestras tierras”.

La exposición, organizada por el Vicerectorat d’Arts, Cultura i Patrimoni de la Universitat de València, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento Valencia, Bancaja y el Patronato Martínez Guerricabeitia, está acompañada de un cuidado catálogo que se convierte, además, en una herramienta eficaz para comprender tanto los aspectos históricos como los técnicos de las fotografías expuestas.