UNIVERSIDAD DE GRANADA

El “Investigación traslacional y clínica, hacia un modelo”, es obra de la investigadora Lourdes Núñez Müller, directora del Área de transferencia de conocimiento del Parque Tecnológico de la Salud de Granada

Con el título “Investigación traslacional y clínica, hacia un modelo”, la editorial de la UGR () ha publicado un libro de Lourdes Núñez Müller, directora del Área de transferencia de conocimiento del Parque Tecnológico de la Salud de Granada, en el que se explica qué es la investigación traslacional y clínica, qué entendemos por un investigador que se dedica a trasladar, cuáles son sus atribuciones, sus necesidades, sus objetivos; en definitiva qué se puede y se debe esperar de esta investigación.

Investigación traslacional es el proceso de aplicar el conocimiento obtenido en la investigación básica a aplicaciones prácticas en que mejoren la asistencia sanitaria. El objetivo último de la investigación traslacional es, pues, el traslado de la investigación animal e in vitro a aplicaciones humanas.

Para la autora de este libro la investigación clínica es el motor de la traslación. “contar con una investigación clínica de calidad –señala la autora del libro– es el mejor soporte para alcanzar resultados traslacionales.”
Así, uno de los mayores frenos para llevar a cabo la carrera de investigador clínico es la dificultad y longitud del proceso de promoción. “El problema principal –dice Lourdes Núñez Müller– es que, a menudo, un experimento en humanos tarda un año para planearse, uno o dos para realizarse, y otro más para analizarse y publicarse. A lo largo de este periodo de cuatro años los investigadores básicos pueden publicar fácilmente del orden de 10 manuscritos de básica por cada experimento clínico en humanos publicado por un clínico. Esta, y otras discordancias, motivan la necesidad del Laboratorio de investigación traslacional. Este laboratorio ayudará a los investigadores clínicos a desarrollar y validar criterios de valoración indirectos, y lo más importante, publicar estos ensayos en un tiempo comparable al investigador básico; así podemos esperar que los investigadores clínicos sean promocionados según criterios justos”.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Publicaciones universitariasUniversidades de Andalucía

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed