UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La comunidad universitaria de la Universidad de Alicante genera en un año cerca de 450 toneladas de material reciclable. Desde esta semana cerca de 750 contenedores de recogida selectiva se están instalando en las zonas comunes del interior de los edificios del campus de la Universidad de Alicante en San Vicente del Raspeig, en aras del compromiso adquirido por la UA a través de su Plan Estratégico Sectorial de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (Agenda 21) publicado en la dirección http://blogs.ua.es/agenda21/.

Los nuevos contenedores de recogida selectiva instalados (de color azul para papel y cartón y amarillo para envases) se implantan gracias a un acuerdo de colaboración firmado entre la Universidad de Alicante, a través de su Vicerrectorado de Infraestructuras, Espacios y Medio Ambiente, y la empresa , sociedad sin ánimo de lucro dedicada a la recuperación y reciclaje de envases ligeros y de cartón y papel.

Ambas partes se han comprometido a colaborar en la mejora del sistema de recogida selectiva en las instalaciones de la Universidad y en la adecuada gestión del material recuperado. Para ello, han acordado poner en marcha, junto a la Oficina EcoCampus de Gestión Ambiental de la UA (http://web.ua.es/es/ecocampus/), iniciativas de concienciación social y sensibilización para potenciar la recogida selectiva de envases ligeros y su reciclaje entre toda la comunidad universitaria.

La iniciativa comenzó en verano de 2010, cuando se dotó de contenedores de este tipo a dos edificios del campus, el Aulario II y la Politécnica IV, de forma experimental. El proyecto comprende la colocación de los contenedores en todos los edificios de la UA de forma gradual y en los próximos meses.

Esta actuación se complementa con la progresiva instalación – por parte de la UA – de islas ecológicas. Se trata de tres papeleras que recogen de forma selectiva papel, envases ligeros y otros residuos, y se hayan distribuidas por la zona peatonal y jardines del campus.

Se estima que en este proyecto, que es el primero de estas características en una universidad española, se va a recoger cerca de 97 toneladas de envases y 344 toneladas de papel y cartón. El material, seleccionado y dividido por materias, se llevará a plantas de reciclaje diferentes, donde va a ser aprovechado para nuevos usos como puede ser en la industria textil, tuberías, columpios infantiles, papel, bolsas de basura o aluminio.