UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Una actriz será «teletransportada» el jueves 24 de febrero a las 17 h desde las instalaciones del Event-Lab de la Universidad de Barcelona (UB) a un escenario del University College of London () para representar una escena de Annie Hall junto a un actor inglés. Desde Barcelona la actriz actuará y dialogará con el actor como si estuviera en Londres, y todo ello será posible gracias a la tecnología basada en realidad virtual que está desarrollando el proyecto europeo BEAMING (www.beaming-eu.org), liderado por el grupo de investigación Event-Lab (www.eventlab-ub.org) de la Facultad de Psicología de la UB.

Mel Slater, director científico del proyecto BEAMING e investigador principal del Event-Lab, y Jean-Marie Normand, asistente de investigación de BEAMING e investigador del Event-Lab, presentarán el proyecto y realizarán esta primera demostración de la tecnología que emplea BEAMING.

Por primera vez, el proyecto Being in Augmented Multi-Modal Naturally-Networked Gathering (BEAMING) desarrolla una tecnología que, sin tener que desplazarse, genera la sensación de estar físicamente en un lugar remoto con otras personas. Combinando la neurociencia, la realidad virtual y la realidad aumentada (fusión de objetos virtuales con escenarios reales en directo), se logra algo parecido a la teletransportación. De hecho, el nombre del proyecto, BEAMING, está inspirado en la instrucción que se da en Star Trek para teletransportarse («beam me up»).

Si bien es cierto que ya existen sistemas de videoconferencia avanzada, entornos virtuales compartidos o plataformas como Second Life, la realidad es que la opción más efectiva para mantener reuniones de negocios, científicas o familiares sigue siendo el desplazamiento físico, pese a los costes económicos y personales que ello supone. Para abordar este reto, BEAMING propone un nuevo tipo de transporte virtual: un sistema de reunión a distancia, basado en la realidad virtual, que permitirá que personas separadas por miles de kilómetros compartan un mismo entorno virtual donde podrán interactuar físicamente mediante representaciones de sus cuerpos a tamaño natural (lo que se denomina avatar). Esto se logra desplazando sus medios de percepción a ese entorno y transformando sus acciones, su estado físico y su estado emocional en un flujo de datos que se puede transmitir por Internet.

El proyecto, que comenzó el 1 de enero de 2010 y durará cuatro años, tiene el apoyo del Séptimo Programa Marco de Investigación de la Comisión Europea y está coordinado por la empresa barcelonesa Starlab.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Cataluña

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed