UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

La profesora de la UPV/EHU Maite Morentin crea en su tesis una unidad didáctica que ayudaría a integrar la visita al Kutxaespacio de la Ciencia en el currículo escolar

Las visitas escolares a museos de ciencia gustan mucho al alumnado, en parte porque resultan entretenidas, en parte porque las ven como una forma de perder clase. Pero, ¿cómo las ve el profesorado? ¿Las consideran actividades didácticas o meras excursiones lúdicas? La profesora de la Escuela de Magisterio de la UPV/EHU en Bilbao Maite Morentin ha acudido al KutxaEspacio de la Ciencia de San Sebastián, donde ha observado que la eficiencia de estas visitas en el aprendizaje del alumnado es mejorable, debido a la falta de implicación del profesorado. Por esta razón, ha diseñado una unidad didáctica sobre dicho museo con el propósito final de obtener un mayor rendimiento a las visitas. Su tesis doctoral se titula Los museos interactivos de ciencias como recurso didáctico en la formación inicial del profesorado de Educación Primaria.

Para empezar, Morentin analiza en su tesis el comportamiento del profesorado de Educación Primaria y Secundaria que van con sus estudiantes el KutxaEspacio de la Ciencia. La investigadora deduce que organizan la visita con una finalidad principalmente lúdica, sin concebirla como un recurso complementario que ayude a los estudiantes a mejorar su aprendizaje. De hecho, la mayoría del profesorado confiesa no conocer los contenidos del museo con anterioridad, y tampoco preparan actividades previas o posteriores que complementen la visita. Asimismo, acostumbran a dejarla en manos de los guías del museo, a pesar de que estos no conocen el currículo del grupo. En conclusión, la implicación del profesorado en la visita es muy baja.

Unidad didáctica sobre las fuerzas
A la vista de los resultados, Morentin ha desarrollado en su tesis un marco teórico con el propósito de implicar al profesorado en la preparación de las visitas. Así, sus estudiantes aprovecharían más satisfactoriamente los contenidos del museo en su aprendizaje.

La principal herramienta de este marco es el diseño y la docencia de unidades didácticas relacionadas con el museo que se vaya a visitar y dirigidas al futuro profesorado. En este caso, Morentin ha diseñado una unidad didáctica denominada ‘Fuerzas en acción’ en línea con los contenidos del KutxaEspacio de la Ciencia, y la ha implementado entre los estudiantes de segundo curso de Magisterio de la Escuela Universitaria de la UPV/EHU en Bilbao (especialidad de Educación Primaria). La unidad cuenta con actividades de iniciación, búsqueda y análisis de información o experimentación, en las que se han tenido que implicar estos estudiantes mediante sesiones de docencia.

Según se concluye en la tesis, gracias a esta unidad didáctica los estudiantes de Magisterio han mejorado sus concepciones acerca de la preparación de las visitas. Por ejemplo, el 60 % valora la realización de la visita con una puntuación igual o superior a 8. Además, tras la docencia, más de un tercio menciona la necesidad de realizar actividades previas y posteriores a la visita para mejorar la eficiencia de la misma. Morentin considera estos datos muy positivos, ya que si los futuros profesores son entusiastas, sus estudiantes también lo serán.

Lazos entre museos y colegios

Ante el éxito del citado experimento, Morentin concluye la tesis con diversas sugerencias de cara al futuro. Entre otras cosas, propone que los museos de la ciencia preparen materiales básicos para los grupos escolares que los visiten, y que el profesorado de los colegios implante dichos materiales de manera que se garantice el feedback entre el museo y la escuela. Asimismo, incide en la necesidad de estrechar los lazos entre el guía del museo y el docente del grupo visitante.

En cuanto a la formación del futuro profesorado, la investigadora propone el desarrollo de más unidades didácticas, el intercambio de ideas entre los guías de los museos y los estudiantes de Magisterio y la posibilidad de que estudiantes que hayan recibido estas sesiones de docencia puedan hacer prácticas con niños de Primaria.

Sobre la autora

Maite Morentin Pascual (Bilbao, 1957) es licenciada en Ciencias Químicas. Ha defendido su tesis en el Departamento de Didáctica de la Matemática y de las Ciencias Experimentales de la Escuela Universitaria de Magisterio de Bilbao (UPV/EHU), y la ha redactado bajo la dirección de Jenaro Guisasola Aranzabal, profesor del Departamento de Física Aplicada I de la Escuela Universitaria Politécnica de San Sebastián (UPV/EHU). La tesis ha sido realizada tanto en el Museo Kutxaespacio de la Ciencia de San Sebastián como en la Escuela de Magisterio de Bilbao. En la actualidad, Morentin es profesora titular en este último centro.