El día se ha desarrollado conforme lo esperado. A pesar de la fea vela negra (roja en mis gráficos) de ayer, estamos dentro de un lateral que deberá descargar sobreventa antes de emprender una nueva caída.

El comentario de apertura (y el de ayer) siguen vigentes, por lo que nos vemos mañana si Dios quiere.

Un saludo