UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

Lissavetzky agradeció la concesión de esta Medalla que recibe como “un reconocimiento global a los deportistas españoles, lo que hace de ella una medalla colectiva”.

El y presidente del Consejo Superior de Deportes recogió la de la Universidad Politécnica de Madrid <http://www.upm.es/> que le entregó su , . Entre los asistentes a la ceremonia, celebrada en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte-INEF, estuvo Alfredo Rubalcaba, ministro del Interior y vicepresidente Primero del Gobierno.

El galardón se ha concedido a propuesta del INEF, en reconocimiento a “sus relevantes méritos en pro del deporte y el apoyo continuo a esta institución.” Su decano, Javier Sampedro, en la laudatio trazó los méritos de Lissaveztky a quién describió como un hombre de “universidad y conocimiento”. Además, le agradeció la ayuda prestada a esta Facultad en el desarrollo de proyectos de investigación con las distintas federaciones en el ámbito de la salud y el deporte, en la formación de investigadores o en la participación de los Cursos de Verano de la UPM, que pueden ser germen de la creación de una plataforma de investigación en Ciencias del Deporte. No olvidó su demanda de una ley de atribuciones para la regulación de la profesión.

Lissavetzky agradeció la concesión de esta distinción que entiendo es “un reconocimiento global a los deportistas españoles, lo que hace de ella una medalla colectiva”.

Especialmente vinculado a la UPM, Jaime Lissavetzky recordó que ya en su etapa de Consejero de Educación, Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid se puso en funcionamiento una política de formación, con apoyo de fondos europeos y la colaboración y asesoramiento del profesorado de esta universidad. Otros ejemplos de esta colaboración fueron el asesoramiento de la UPM en la puesta en marcha del campus tecnológico de la Universidad Carlos III o de los dos primeros planes regionales de investigación de la región.

Reconocimiento para todo el deporte

La Medalla recibida lleva el nombre de Agustín de Betancourt, “un hombre de mirada y proyección global”, con un perfil que “coincide con mi manera de ver la vida”, aseguró. Con ella, “se premia mi trayectoria al frente del deporte español”, por lo que es “un reconocimiento para todo el deporte”.

La concesión de esta medalla exige un comportamiento de excepción en relación con la UPM. En su caso, explicó el rector Javier Uceda, Jaime Lissaveztky ha compartido con la Universidad el interés por la educación deportiva como elemento clave en materia de salud y deporte, pero también “como vertebración de valores vinculados a la actividad deportiva más allá del entretenimiento y del ocio”. También reconoce el componente de I+D del deporte y su afinidad con la actividad científica, incorporando “la generación de conocimiento al deporte.”

Jaime Lissavetzky está estrechamente ligado al mundo del deporte, en el que ha desempeñado diferentes c argos de responsabilidad. Entre otros, ha estado al frente de la consejería de Educación Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid y presidido el Consejo Iberoamericano del Deporte.

Medalla UPM Agustín de Betancourt

Lleva el nombre de este relevante ingeniero español, un hombre avanzado que supo ver más allá de su tiempo, con una mirada proyectada hacia Europa. Se concede a personas que alcancen méritos específicos individuales por su labor en la UPM o relacionados con ella. La primera medalla Agustín de Betancourt de la UPM se entregó, a título póstumo, al catedrático y director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, Carlos Vera.

Entre los galardonados también está el entrenador de fútbol , antiguo alumno de INEF, que recibió la distinción el pasado año.