UNIVERSIDAD DE DEUSTO

Ha precisado unos tres años de trabajo y se ha contado con la aportación de más de doscientos autores españoles, latinoamericanos y portugueses

Los progresos en la investigación biomédica originan nuevas dudas y controversias que afectan al ámbito jurídico y ético

– El Catedrático es el director de esta obra, que pretende erigirse en un referente internacional para obtener información y resolver dudas prácticas en este ámbito

– Esta obra colectiva, multidisciplinar y plural incluye más de 200 voces

– La Enciclopedia permite acceder a la información de un modo sencillo, ofreciendo diversos criterios de búsqueda

La Cátedra Interuniversitaria Fundación BBVA-Diputación Foral de Bizkaia de Derecho y Genoma Humano, radicada en la Universidad de Deusto y en la Universidad del País Vasco, ha promovido y coordinado la realización de la primera enciclopedia de habla hispana de bioderecho y bioética, una tarea en la que han contado con el apoyo y colaboración del Instituto Roche y la Editorial Comares. Se trata de una obra magna, que empezó a gestarse hace más de tres años y que ha precisado la labor de más de 200 profesionales de distintas disciplinas de España, Latinoamérica y Portugal.

El objetivo, como plantea el Director de la “Enciclopedia de Bioderecho y Bioética”, el catedrático Carlos María Romeo Casabona, “es cubrir la carencia que existía en habla hispana de una obra que pudiese ser de referencia y consulta para los distintos expertos que se deben enfrentar en sus tareas cotidianas a controversias y dudas planteas en el ámbito de la bioética y el derecho”. El reto, reconoce, “ha sido complicado; sin duda, como preveíamos, no ha sido una tarea fácil”.

El manual permite, entre otras cosas, verificar la situación en este campo, cuáles han sido o están siendo en la actualidad los temas más polémicos y los conflictos emergentes, qué valores, bienes o derechos se han visto implicados o confrontados, así como cuáles han sido las soluciones que se han propuesto desde la Bioética y cuáles han sido las posiciones sociales cristalizadas en normas jurídicas o que se han concretado en decisiones judiciales cruciales. Según opina Carlos María Romeo, “creemos que la Enciclopedia de Bioderecho y Bioética colmará una empresa ambiciosa, pionera por sus características y dimensiones en los países de habla española y portuguesa, y necesaria en nuestro ámbito cultural”.

La bioética y el bioderecho han experimentado una eclosión y auge paralelo y asociado, que ha motivado el creciente interés de profesionales médicos y juristas. Así, según comenta Carlos María Romeo, que dirige

la Cátedra Interuniversitaria de Derecho y Genoma Humano, “no es de extrañar que hayan surgido a lo largo de estos años (ya en 1984 por primera vez) obras que pretenden sistematizar y poner al alcance de los interesados y del público en general lo más significativo del pensamiento bioético y jurídico de forma completa, didáctica y rigurosa”. Así surgen las Enciclopedias y Diccionarios de Bioética, obras de carácter colectivo, interdisciplinar y, por lo general, pluralista que persiguen el objetivo de facilitar el acceso a todo este saber de una forma sencilla y cómoda.
En la actualidad, existen obras de este tipo en diversos países e idiomas (inglés, francés, alemán e italiano). Sin embargo, advierte el catedrático

de Derecho Penal de la Universidad del País Vasco, “se echaba en falta una obra de estas características en lengua española, lo cual no se comprende bien, dado el alto nivel que está adquiriendo esta disciplina tanto en España como en Latinoamérica, así como por el alto número de lectores potenciales cuya lengua es el español”.
Un trabajo ímprobo y necesario

Los miembros de la Cátedra Interuniversitaria de Derecho y Genoma Humano, constituidos en Consejo de Redacción, se han ocupado de identificar las voces que debían incorporarse a la Enciclopedia, decidiendo el enfoque científico, ético o jurídico, o varios a la vez, que debía tener cada voz. En todo caso, se ha encomendado su redacción a autores diferentes atendiendo a su especialidad respectiva.

Finalmente, se han seleccionado un total de unas doscientas voces -podían haber sido más-, aparte de una treintena más de entradas de remisión a las voces en las que se desarrolla también el contenido de aquellas. Voces como biobancos, biometría, célula troncal, farmacogenómica, medicina individualizada o xenotrasplante dan cuenta de los desarrollos más recientes en este ámbito; algunas, como aborto, asistencia sanitaria, eutanasia o trasplante de órganos revelan cómo asuntos ya antiguos en el debate mantienen su interés y presentan nuevos enfoques o problemas; en fin, otras, como comités de ética de la investigación, comités de ética asistencial, formación en Bioética, UNESCO, Consejo de Europa, precaución, principialismo o riesgo sugieren las múltiples facetas que giran en torno al Bioderecho y a la Bioética.

La Enciclopedia está organizada de tal manera que permite acceder a la información de un modo sencillo, ofreciendo diversos criterios de búsqueda. Las voces están recogidas alfabéticamente en el «Índice alfabético de voces» y todas ellas recogen referencias bibliográficas especialmente seleccionadas por sus autores. Respecto al índice de voces, Carlos María Romeo destaca que “es de una gran utilidad, pues cada materia no sólo se analiza en la voz específicamente creada para su estudio, sino que, dada la indudable conexión existente entre muchas de las voces recogidas en la enciclopedia, otras voces han podido hacer referencia directa o indirecta a las mismas, aportando información complementaria que puede ser de enorme interés”.

Los autores son todos expertos en las materias que les han sido propuestas. Con el fin de que la Enciclopedia fuera lo más participativa posible se optó porque cada autor se encargara de una sola voz, con la excepción de algunas voces científicas o técnicas. En consecuencia, según explica Romeo Casabona, “sólo se ha tenido presente como criterio de selección de los autores su cualificación respecto a la tarea encomendada, por lo que el lector podrá advertir que algunas voces que presentan de forma parcial contenidos similares reflejan, sin embargo, puntos de vista conceptuales, metodológicos o ideológicos diferentes, bien complementándose, bien contrapuestos”; según subraya, “ésta es una de las características más reseñables de la Enciclopedia, lo que la dota de un mayor valor”.

Puesto que se pretende que la obra sea también conocida en Latinoamérica, y con el objetivo también de reconocer la importancia de las aportaciones que se están haciendo en la región, se ha contado con un significativo y cualificado número de colaboradores de países como Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Chile, Guatemala, México, Perú, Uruguay, etc., además del vecino Portugal. Por todo ello, señala el Director de este manual, “estamos ante una obra colectiva, multidisciplinar y plural”.

Bioética y Bioderecho, de la mano

Los avances registrados en los últimos años en el conocimiento de las ciencias de la vida y de la salud, especialmente en el ámbito de la Biotecnología, han provocado que al ser humano se le presenten nuevos escenarios especialmente complejos en asuntos muy relevantes para los que, contrastados con sus sistemas de valores tradicionales, no ha encontrado siempre respuestas efectivas. Es en este contexto donde nace y se expande la Bioética que, para Romeo Casabona, “es ante todo, una Ética Aplicada, orientada a las ciencias de la vida y de la salud (sobre todo, a la Medicina y la Biología), no sólo del ser humano, sino también de otros seres vivos, y del medioambiente y los ecosistemas”.

Este nueva disciplina aporta una metodología diferente, con un discurso multidisciplinar que trata de abordar los conflictos desde las diferentes y complementarias perspectivas que ofrecen la Medicina (en sus dimensiones tanto clínica como investigadora), la Biología (en sus aspectos científicos y técnicos), la Filosofía, la Ética, la Teología, el Derecho, la Economía, la Sociología, etc. “El resultado es una integración de esas diversas perspectivas que, consideradas aisladamente, aportarían unos enfoques y soluciones unilaterales e incompletos”, indica este experto.

Motivado por el impulso de la Bioética y por la exigencia social de dar las respuestas oportunas a las aplicaciones de los avances de las ciencias y las tecnologías implicadas, el Derecho también empieza a prestar en la últimas décadas una mayor atención a las materias que son objeto de aquélla, tomando como referencia las aportaciones cada vez más recientes que surgen de las teorías y desarrollos de los derechos humanos en el ámbito internacional. Desde entonces, de forma paralela y frecuentemente con ese enfoque interdisciplinar, la Bioética y el Bioderecho han ido desarrollándose de forma constante, habiéndose generado una actividad inabarcable en medios y formatos muy diversos.