Uo oh oh (8) Y es que eso es lo que apetece ahora, solecito y buen tiempo, que ya estamos hartitos de tanta lluvia y tanta tontería… Es el tiempo perfecto para aprovechar las terracitas que nos ofrece la capital (para todos aquellos que se hayan tenido que quedar durante las vacaciones…los demás, pues luego tocará). Que hay que aprovechar antes de que lleguen los calores veraniegos de esos que te hacen plantearte mudarte a Finlandia o por ahí, que hace más fresquito.

Así que hoy, terraza de moda para el día y para la noche, además en plena Castellana, ¿se puede pedir más? En verdad sí, pero que tengan a gente abanicándote con ramas de palmera me parece pelín excesivo.

Al lío,

Harvest
-Company of Natural Goods-

Y es que su sobrenombre, muy del tipo “sano y ecológico” (que ahora esas cosas están de moda, y quedan supermegahiperbien en el nombre de un restaurante), es debido a que tienen muchos platos de lo que se podría considerar “comida rápida” pero bien elaborada y sana.
Que por cierto, que no se me olvide hablaros de un sitio de “comida rápida/sana y elaborada”, aún no tengo mucha información pero voy a seguir investigando, por lo visto muchos de sus platos se llaman mc-algo, en plan mcpollo y así, ya os contaré!
Estuve el otro día en Harvest y la verdad es que se está agustito agustito. Por la noche con la brisita, una coca-cola* refresco sabor cola y algo para picar es el mejor plan para estas semanas primaverales.
¿Dónde está?
Paseo de la Castellana 40
Justo al lado del puente de Juan Bravo
Metro Rubén Darío

Con el cartel de Open…
De 08:00 a 01:00 y los sábados y domingos de 10:00 a 1:00

Yo me pedí, me pido y me pediré…
Tienen una carta bastante apetecible, hay wraps de pollo o de espinacas con queso, pizza, hamburguesa, humus para tomar con pan de pita y la ensalada con queso de cabra (estamos con la operación bikini, recordáis?) está muy buena.

También tienen un menú del día a 9’90 bastante apetecible.

Mientras estábamos sentadas allí, pasaron camareros con mini-bocadillitos para que fuéramos probando (sí, era gratis), estaban increíblemente buenos, pero no sé lo que llevaban así que si conocéis a algún camarero de allí podéis intentar interrogarlo o algo y si lo averiguáis me lo contáis.
– Rodrigo dice que el plato de doritos con queso fundido tiene buena pinta, así que si alguien se lo pide que nos cuente!-
¿Cómo se quedan nuestros bolsillos?
Unos 15 euros, y tres tonos de moreno más para el cuerpo si vamos durante el día.
*Estoy aún tramitando las condiciones de promoción de los productos de The Coca-Cola Company, así que de momento no voy a nombrar ninguno de sus productos, ¡o me pagan o nada!
Estaría bien que Coca-Cola nos pagase cada vez que lo nombramos o bebemos algo de su marca ¿no?… en el fondo somos como un anuncio publicitario pero en vivo, aunque no creo que yo entre alguna vez en un bar como hacía Penélope Cruz, cada una con su estilo.