El cierre por encima de 10.850 nos lleva a mirar otra resistencia. No ha sido ese el nivel que pueda frenar a un Ibex, que sube con volumen decreciente y está condenado a girarse, pero sin que sepamos donde. Tal vez tengamos un proceso de algunos días para saberlo. Hace falta desarrollo.

La gran sobrecompra es peligrosa y abrir cortos prematuramente también. Pero hay que diferenciar si estamos operando a muy corto plazo o con ideas a medio, en tanto desde esta zona o de algo más arriba vamos a volver a caer. Europa en lateral y Estados Unidos alcsita en vertical. No se confié, en los momentos de máxima aceleración se comienzan a gestar los giros.

Nos vemos mañana, un saludo.