UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

El escritor, que dona íntegramente los derechos de autor de sus obras a causas sociales, ha descrito cómo su encuentro con la Madre Teresa de Calcuta supuso una oportunidad para ayudar a paliar el sufrimiento humano en India

Dominique Lapierre, periodista y autor de ‘best seller’ como ‘La ciudad de la alegría’ o ‘Más grandes que el amor’, ha afirmado que, tras las últimas estadísticas de la ONU publicadas en el New York Times y que reflejan por ejemplo que 850 millones de habitantes del planeta sobreviven con menos de 800 calorías, “menos que las que los nazis daban a los prisioneros de los campos de concentración” según el autor, y 2.000 millones no tienen acceso al agua potable, resulta “difícil” pensar que para Occidente, “la peor miseria humana sea la ausencia de bienes materiales”.

El escritor y filántropo ha realizado estas declaraciones durante el transcurso de la conferencia ‘Mis encuentros con unos gigantes de la Historia’ que ha tenido lugar en el Aula Magna de la Universidad CEU Cardenal Herrera con motivo de la clausura del VIII Congreso Internacional de Estudiantes de Ciencias Experimentales y de la Salud organizado por la CEU-UCH ante una numerosa audiencia formada tanto por el equipo vicerrectoral de la universidad como decanos y alumnos de la facultad de Ciencias de la Salud de la CEU-UCH.

Lapierre, que recibe donaciones de personas de todo el mundo con el fin contribuir a su cruzada personal, ha descrito ante los asistentes cómo su encuentro con la Madre Teresa de Calcuta marcó “un antes y un después” en su vida y supuso un oportunidad “extraordinaria” para ayudar a paliar el sufrimiento humano en India, pasando de “testigo a la acción” mediante la donación de los beneficios de los derechos de autor de sus obras con los que se han construido orfanatos, 600 pozos de agua potable en barrios muy pobres y se han distribuido numerosos micro-créditos, entre otros.

Asimismo, el filántropo francés, ha descrito cómo las experiencias compartidas con las personas pobres que ha conocido en India le han inspirado en sus obras. De esta manera, una niña de 8 años que se levantaba cada día a las 4:00h de la madrugada para recoger pedacitos de carbón de las vías del tren que su madre vendía a cambio de arroz para alimentarse una semana o la noche que pasó en una cabaña llena de ratas y de cucarachas le sirvió para escribir “La ciudad de la alegría”. O el escape de gas que provocó más de 30.000 muertos inspiró su obra literaria “Era medianoche en Bhopal”.

Rafael Fayos Febrer, vicerrector de Alumnos y Extensión Universitaria de la CEU-UCH, ha subrayado la importancia de la labor humanitaria que Lapierre lleva a cabo junto con su esposa en India y ha destacado cuatro elementos característicos de sus novelas: “la intensa investigación periodística, la perfecta descripción de sus personajes, la visión antropológica del ser humano basada en una actitud en la que siempre merece la pena vivir y un estilo bello, humano y con una gran fuerza contenida”.