UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

La UPM lidera el proyecto TECMUSA para desarrollar y eléctricos de gran tamaño. Su objetivo es aplicar esta tecnología limpia al transporte colectivo

La utilización de combustibles no fósiles como fuentes de energía para el transporte se ha incrementado en los últimos años. Vehículos híbridos, eléctricos enchufables o puramente eléctricos pila de combustible comienzan a tener su espacio en la movilidad tanto urbana como interurbana de nuestro país. No obstante, todavía existe un amplio campo de investigación para explorar la mejor combinación de tipo de combustible, concepto de vehículo, aplicación y ciclo de conducción.

En este contexto se enmarca el proyecto TECMUSA (Tecnologías para la Movilidad Urbana Sostenible y Accesible), liderado por del Instituto de Investigación del Automóvil () de la Universidad Politécnica de Madrid, que trabajan en el desarrollo de vehículos híbridos y eléctricos para el transporte colectivo de personas y mercancías.

Los investigadores del INSIA llevan a cabo el diseño de dos tipos de plataformas vehiculares, una para vehículos pesados, como autobuses, y otra para vehículos ligeros destinados, principalmente, a la actividad logística. Sobre estas plataformas, los investigadores trabajan en el desarrollo de avanzadas configuraciones de propulsión eléctrica e híbrida, sistemas de comunicación e información hacia el interior y exterior del vehículo, nuevos materiales y dispositivos de almacenamiento y gestión de la energía.

En una segunda fase, estos sistemas se integrarán sobre prototipos industriales, un autobús eléctrico, otro híbrido y un vehículo de paquetería híbrido, aplicando y probando las tecnologías embarcadas desarrolladas en el proyecto.

El proyecto, en el que participan 15 empresas y 10 grupos de investigación coordinados por el INSIA de la Universidad Politécnica de Madrid, dispone de un presupuesto de 2,9 millones de euro.

Su objetivo es atender la creciente demanda de movilidad urbana de manera eficaz, con un mínimo impacto medioambiental y asegurando la máxima accesibilidad a todos los ciudadanos, incluyendo las personas de movilidad reducida. La investigación impulsará, además, la creación de nuevas empresas de base tecnológica y su participación en programas europeos.

La finalidad de TECMUSA es ofrecer soluciones de sostenibilidad en el ámbito urbano, introduciendo nuevas tecnologías en la movilidad de personas y mercancías. El proyecto está financiado por el Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011 del Ministerio de Ciencia e Innovación, y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea.