La verdad es que aún no he conseguido levantarme de la cama (llevo varias horas intentándolo pero oye, se me resiste) y eso me ha hecho pensar, qué rabia cuando estamos sentados agustito agustito en nuestra cama/sofá/mecedora/hamaca/porción del suelo favoritos y de pronto nos acordamos que claro, hemos quedado para salir a cenar fuera y tenemos que abandonar “el cielo de la comodidad” y prepararnos para enfrentarnos a la incómoda, dura y desagradable calle. Solución, bueno, soluciones, la primera es renunciar a cualquier tipo de contacto social y a la propia comida en sí (como la nevera os pille lejos estáis perdidos), la segunda, que te lo traigan todo preparadito y colocadito a casa.
Mi hermana, que siempre va a los sitios y luego me los describe con todo su cariño, amor e ilusión (esto es como cuando dices que un chico/chica es “muy simpático”, no sé si me entendéis), es la que ha propuesto una de “hoy pedimos para llevar”.

Tranquilos, ni son pizzas, ni son hamburguesas, ni kebabs…ni siquiera pollos asados! (eso ya es demasiado caché), esta vez toca un poco de cultura japonesa, que estamos en época de involucrarnos un poco con ellos.

Sushi Ya!
Aún no he terminado de aclararme con el nombre, no sé si es de Sushi Ya! en plan de ya ya, dame sushi que tengo todo el hambre o Sushiya, nombre típico japonés muy frecuente en los pueblos de la zona de montañas del noroeste del país (me lo acabo de inventar y además mucho). Me gusta más la idea de que sea lo primero, en plan TortillaYa! (creo que abriré mi propio establecimiento…cuando aprenda a cocinar..algo).
La cosa es, entrega a domicilio de comida japonesa, para que os entrenéis con los palillos en la intimidad y luego ya cuando adquiráis experiencia podáis mostraros al mundo como grandes expertos (a todos se nos queda la boca abierta cuando vemos a alguien comiendo bien bien con palillos, corrijo, cuando vemos a alguien comiendo bien bien…).
Lo que pedir lo podéis ver o bien desde la página web o bien de un folletito que tienen con fotos de todas las cosas, menos mal, porque como aquí servidora se tenga que guiar de los nombres de los platos…
Importante, van un poquito con la calma y tardan en entregarlo entre 3 cuartos de hora y 1 hora, así que sed un poco previsores y no lo pidáis a las diez y media de la noche…(por mucho que lo diga, alguien caerá).

¿Dónde está?
Tienen varios establecimientos desde los que reparten, os los dejo aquí y ya elegís el que os pille más cerca,
– Vaguada
Telf. 91 732 18 77
– Centro
Telf. 91 559 29 03
– Ciudad Lineal
Están de traslado, a dónde…ni idea.

También tiene un teléfono de atención al cliente, por si tenéis dudas de cualquier tipo
(ojo, no llaméis en plan, no sé que maki cogerme, que me recomienda usted? ni nada del
estilo)

Con el cartel de Open…

De Lunes a Sábado : de 13.00h a 16.00h y de 20.00h a 24.00h

Domingos: de 13.00h a 16.00h y de 19.30h a 23.30h

Para cotillear en internet…

Sí, parece una bromita lo de telesushi.com

Yo me pedí, me pido y me pediré…

Lo tienen organizado también por menús, para que no os tengáis que parar a pensar mucho (lo podéis pedir por separado también), mi hermana lo que ha probado es el menú A (8 sashimi de salmón/atún, 4 niguiri salmón/atún/langostino/tamago, 4 maki salmón/aguacate/calabaza, 2 california langostino/aguacate/salmón y 2 california surimi y aguacate), que cansancio de escribirme los nombrecitos, creo que sólo con copiarme eso ya se me acepta japonés como cuarta lengua para el CV, en fin, dice que está genial, además viene todo muy bien preparadito (de ahí que tarden 45 minutos, pensad que en telepizza es meterlo en una caja de cartón y ponerle una mesita de esas para que no se pegue el queso y tardan su media horita larga…).
Y además, he visto que se pueden pedir cervezas japonesas y todo, así que menos Heineken y más Ashai, Kirin o Sapporo (ya puedo hasta poner lo de “nivel medio-alto”).

¿Cómo se quedan nuestros bolsillos?

Pues depende, como siempre, de lo que os pidáis. Algo muy a tener en cuenta es que estás en casita y os podéis sacar la calculadora y ala, a ajustar el presupuesto (no me hagáis esas cosas en un restaurante que me dejáis en evidencia…). Por ejemplo, para que os hagáis una idea, el menú del que os he hablado son 18’35 euros, que para compartir con alguna otra cosilla no sale nada mal la cosa.
Detalle: se permite pago con tarjeta a partir de los 12 euros, y aceptan tickets restaurante.

Bueno, ya estoy incorporada de la cama y todo, no he conseguido todavía separarme de ella, pero poco a poco. El día promete y ya sólo de saber que me traen bandejitas de sushi a donde yo quiera, como que lo mejora aún más. Hasta la próxima entrada!
IMPORTANTE: después de todo lo que ha pasado con Japón quería contaros algo de lo que me he enterado, una tienda de productos típicos manchegos que se llama “En un lugar de la Mancha” (Está en Donoso Cortés con Blasco de Garay) vende una botella de vino solidaria, de la bodega Entremontes, el precio es 5 euros (que no cuesta nada gastárselos) y toda la recaudación va para ayudar al país. Os animo a que colaboréis, rápido, simple y encima os lleváis una botellita de vino.


*He escrito a los de SushiYa para que me envíen imágenes de sus platos, si no, consultadlas en su página web, tienen pintaza!