UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Familiares de los homenajeados invitan a la búsqueda comprometida de la verdad como clave del periodismo ético

El encuentro que la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UMA inauguró en homenaje a los periodistas fallecidos en conflictos de guerra José Couso y Julio Anguita ha culminado con un emotivo acto en el que se ha descubierto una placa conmemorativa que dará el nombre de ambos a un aula del centro.

El acto arrancó con una mesa redonda presidida por el decano del centro, Juan Antonio García Galindo, que reunió al hermano y la madre de Couso, Javier Couso y Maribel Permury, y a la madre de Anguita, Antonia Parrado. Esta última no dudó en denunciar el panorama mediático actual, al que identificó como “una fábrica de hacer chorizos”, así como la precariedad que vive la profesión. A pesar de ello, recalcó el importante papel que desarrolla el periodismo en la sociedad y la importancia de buscar y acercar la verdad de forma comprometida, ética e independiente.

Maribel Permury, por su parte, declaró que aunque los periodistas homenajeados no dieron su vida en esta búsqueda de la verdad, sino que se la quitaron, “hoy hay que usar las lágrimas de dolor como arma de lucha”. De igual modo, su hijo Javier Couso, manifestó que la única manera de cambiar las cosas es actuando. “Mi hermano es un símbolo de la libertad de información, así que como él no os rindáis y defended el periodismo independiente”, concluyó.

Rendir homenaje a la memoria de los periodistas españoles fallecidos en conflictos bélicos José Couso y Julio Anguita Parrado es el objetivo de estar jornadas, que también pretenden constituir un foro de reflexión para concienciar sobre la situación de los corresponsales de guerra.

Inauguración

Los actos de homenaje comenzaron ayer con un acto inaugural en el que participaron el decano del centro, Juan Antonio García Galindo; el director general de Comunicación de la UMA, Pedro Farias; el director del Departamento de Periodismo y director de la Cátedra UNESCO de Comunicación, Bernardo Díaz Nosty, y la directora del Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad, Ana Jorge.

Durante su intervención, Bernado Díaz Nosty hizo hincapié en la necesidad de apostar por un periodismo creíble y transparente, y recordó la enorme labor que realizan los corresponsales de guerra, arriesgando su propia vida. Por su parte, Ana Jorge agradeció a los familiares de los homenajeados su presencia en este acto y destacó la importancia de organizar este tipo de eventos, que engrandecen la profesión.

De la misma manera, Juan Antonio García Galindo mostró el compromiso de la Facultad con la causa de la libertad de expresión, y la defensa de los profesionales que ejercen su trabajo en unas condiciones muy duras. Además, señalo que con este acto se homenajea a todos los profesionales que ponen en peligro su vida a la hora de ejercer su trabajo.

Pedro Farias fue el encargado de cerrar el acto de inauguración manifestando que en un momento en que el periodismo está tan necesitado de credibilidad, el corresponsal de guerra representa el mejor aval de la calidad de la información, pues cumple el papel de testigo directo en situaciones en que el ejercicio profesional encuentra innumerables trabas”. Añadió que “los corresponsales de guerra se encargan de mantener vivo el derecho a la información en el peor escenario posible, el de los conflictos bélicos. Son, en un sentido casi literal, los ojos y los oídos de la sociedad. Una sociedad que necesita de su trabajo para ser verdaderamente libre, pues sólo gracias a que recibimos información como la suya, de fuentes contrastadas, podemos disponer de criterio para decidir y elegir sobre los temas que nos afectan”.

Asimismo destacó que tanto Anguita Parrado como Couso “aportaban, en su trabajo diario, algo de luz en un territorio habitualmente oscuro, el de la guerra, en el que la verdad suele ser la primera víctima”. Pedro Farias recordó que conoció personalmente a Julio Anguita -al que definió como “joven e inquieto periodista”-, recién egresado de la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense. También compartió un viaje con él rumbo a Argelia, “en su primera salida internacional con Fran Sevilla, ya consagrado corresponsal en numerosos conflictos, y con Diego Merry del Val, corresponsal de ABC .

Referentes

“Profesionales como Julio Anguita Parrado y José Couso son el mejor referente para todos vosotros”, recalcó el director general de Comunicación en su intervención ante los alumnos de Periodismo presentes en el auditorio, a los que recordó la Carta a un joven periodista, carta que un padre escribe a su hijo que quiere dedicarse a esta profesión, en la que se dice que “No se os deben pedir heroicidades, aunque en vuestra estirpe profesional hay ya toda una legión de héroes. Ellos, los que han muerto con una cámara en la mano, los que son víctimas del terrorismo, los que padecen persecución por su sinceridad contrastada, son tu mejor espejo, tu acicate cotidiano”.

Tras la inauguración se celebró una mesa redonda en la que participaron la periodista y secretaria general del Sindicato de Periodistas de Andalucía, Lola Fernández; el profesor Manuel Chaparro y Diego Carcedo, presidente de la Asociación de Periodistas Europeos. La periodista y escritora especializada en Oriente Medio Olga Rodríguez intervino a través de videoconferencia.