La idea para el día parecía muy clara y en principio resultó marchar todo bien hasta los datos de las 14.30 que hizo que el Ibex subiera 20 puntos que no tenía previsto.

Estuvimos esos 20 puntos por encima de 10.400, pendientes de los movimientos, por demasiado tiempo. Es como el mercado nos cansa psicológicamente, pero es bueno saberlo para vencer ese muro que muchas veces nos condiciona para entrar en mercado, para recoger beneficios y para seguir un plan en todos sus detalles, incluso si hay que cortar pérdidas. No hubo que hacerlo, pero el día no terminó con la ruptura de la figura por abajo con esos 20 puntos que demostraron ser una falsa filtración, pero que no sabremos su real significancia hasta analizar todos los cierres.

En el informe que envié a mis suscripctores ayer por la noche, entre otras cosas dije… “entiendo que podemos ir “algo” por encima de R1. En la primera hora ese punto puede estar entre 10.400-10.403 y en la segunda hora entre 10.397 y 10.400, aproximadamente”.

Sin perjuicio de haberse podido recoger varias veces (cortos y largos), la idea más grande viene de apertura de posiciones cortas en 10.415. Si superamos 10.431 vamos a tener que cancelar ideas y redefinir objetivos. De otro modo, la ida a días vista dará pingües beneficios.

Lo malo es que hubo que mantener en el contexto de una indefinición en el muy corto plazo y en la víspera del día de vencimiento.

Mañana, veremos la verdad al desnudo.

Un saludo

FD

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Fernando Damián

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed