El día que comenzó con el despertar de los alcsitas, se convirtió en una pesadilla donde bajistas impusieron su peso. El volumen ha sido mayor al de ayer.

Si esto pasaba, dije a la mañana, sería un gran engaño. También dije que había que haber recogido largos a la hora de mi post de mi post. Por lo demás, hubo mucha volatilidad y el día no ha sido tan fácil como parece. Se ha buscado hacer daño a los pequeños y estoy seguro que lo han logrado.

Volvemos a una normalidad bajista y mirando a soportes inferiores a los 10.077.

El se encontraba en los 12.355 al cerrar el Ibex en subasta.

Un saludo y hasta mañana.