UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

El Instituto Universitario de Microgravedad ‘Ignacio Da Riva’ (IDR) de la UPM participa en el diseño de la mayor planta termosolar del mundo en los Emiratos Árabes Unidos

“El , en coordinación con el consorcio internacional Powershams, está realizando una ambiciosa campaña de ensayos aerodinámicos en su nuevo túnel de capa límite ACLA-16, con el fin de caracterizar las acciones de viento sobre los colectores cilindro-parabólicos de la planta termosolar Shams 1”, explica Antonio Barrero Gil, miembro del equipo responsable de la campaña de ensayos.

La plataforma Shams 1 es una planta de energía solar térmica basada en el uso de colectores cilíndrico parabólicos para la producción de energía eléctrica que estará operativa en 2012. La primera fase, actualmente en desarrollo y construcción en los Emiratos Árabes Unidos (a 120 km. al suroeste de Abu Dhabi), está diseñada para producir hasta 125 MW mediante el uso de 768 colectores, y ocupará una extensión de 2,5 kilómetros cuadrados, lo que la convierte en una de las más grandes del mundo, con el doble en tamaño que las instaladas y en operación existentes en España. El proyecto, con un coste previsto de 600 millones de euros, está liderado por el consorcio internacional Powershams, formado por MASDAR (Abu Dhabi Future Energy Company), , y la española ABENGOA SOLAR.

La apropiada caracterización de los efectos del viento constituye un paso es esencial a la hora de asegurar un diseño eficiente y seguro de las cimentaciones y las estructuras que deben soportar los espejos de los colectores. La campaña experimental realizada por el IDR/UPM es la más exhaustiva llevada a cabo hasta la fecha en este tipo de plantas. Tras más de 500 horas de ensayo en el túnel ACLA-16, se encuentra en su fase final.

ACLA-16, túnel puntero

El túnel aerodinámico ACLA-16, que forma parte del complejo de instalaciones para ensayos aerodinámicos de la UPM en el parque tecnológico de Montegancedo, es de corriente aspirada, cámara de ensayos cerrada y circuito fluido cerrado; la cámara de ensayos tiene 20 metros de longitud y una sección de 2,2 metros de ancho y 2,2 metros de alto. Está equipado con dieciséis ventiladores de ocho palas y un diámetro interior de 0,9 metros cada uno. La velocidad máxima en la cámara de ensayos puede superar los 30 m/s. El túnel ha sido diseñado para poder simular a escala los perfiles de velocidad y turbulencia existentes en la capa límite terrestre, de modo que los modelos se ensayen en condiciones semejantes a las que estarán en la realidad, aunque también se puede conseguir una corriente uniforme para los ensayos que requieren esta condición de flujo.

“Este túnel que entró en funcionamiento a mediados del 2010 -afirma José Meseguer, director del IDR, ya tiene un alto nivel de ocupación, hasta el punto de que las solicitudes de ensayos recibidas hasta la fecha cubren sobradamente las previsiones iniciales para 2011. Además de los ensayos del proyecto de Abu Dhabi, se han ensayado colectores fotovoltaicos y un modelo de tren de alta velocidad, y actualmente se encuentran en preparación los siguientes ensayos: un parque de colectores solares en EEUU, un edificio de 200 metros de altura situado en Benidorm y un depósito guiado de líquidos diseñado para combatir incendios forestales”.