UNIVERSITAT JAUME I

El interés en que ha despertado la última motivó que el primer foro de economía, empresa y derecho, organizado por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas de la Universitat Jaume I, haya tratado sobre “La reforma del mercado de trabajo”. Expertos en derecho laboral, como el catedrático de la Universidad de Valencia José María Goerlich y el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid Fernando Valdés; así como experto económico como Florentino Felgueroso, doctor de la Universidad de Oviedo, y Javier Andrés, catedrático de la Universidad de Valencia han participado hoy en este foro. Aunque los expertos legales y económicos no llegaron a grandes consensos, sí que han coincidido con respecto a que la última reforma del mercado de trabajo no ha sido de gran utilidad para una mejora del mismo.

José María Goerlich ha realizado una valoración del resultados de ley de reforma laboral a un año vista con respecto a los objetivos que esta marcó. En primer lugar, en cuanto a la reducción de la temporalidad y el fomento de los contratos indefinidos, Goerlich ha señalado que la proporción entre los dos tipos de contrataciones no se han visto modificadas. Por otro lado, con respecto al aumento de los mecanismos de flexibilidad interna a las empresas, el catedrático de la UV sí que ha detectado un cambio en cuanto un mayor número de reducciones y suspensiones de jornada ningún lugar de los despidos “express” de la etapa anterior. Así, Goerlich ha valorado el efecto de la reforma como limitado y ha instado a un cambio de modelo económico en lugar de cambios legislativos que desvirtúan los valores del derecho del trabajo de protección laboral y competitividad empresarial.

Enfatizando en estos aspectos, Fernando Valdés ha recordado que el mercado laboral no depende solo de los costes, sino que predomina su valor como punto de equilibrio entre los intereses del trabajadores y de los empresarios. Por lo tanto, según el catedrático de la UCM, la cuestión debería ser que la dualidad entre temporales e indefinidos deriva de la mala aplicación de los primeros por parte del empresariado, el cual debería realizar estos contratos en base a necesidades eventuales y no de manera sistemática. Por lo tanto, Valdés ha concluido que hay que realizar una normalización de las causas de despido, evitando la contaminación entre aquel de carácter disciplinario y la que deriva de las necesidades de la empresa.

Por otro lado, Florentino Felgueroso ha valorado la reforma laboral como inadecuada porque no acaba con los problemas de este ámbito a España; así, el director de la Cátedra Capital Humano y Empleo ha incidido en la necesidad de un contrato laboral único para finalizar con una sensación de inseguridad de los jóvenes que, según las cifras, es muy superior al existente al resto de países. De hecho, Felgueroso ha reflexionado sobre las consecuencias que lleva a cabo lugar a aspectos como el consumo, el ahorro o las tasas de fecundidad.

Finalmente, Javier Andrés ha resaltado la importancia de la reforma de la negociación colectiva para salir de la situación actual. Y es que, según el catedrático de la UV, aunque las reformas “no tienen una solución mágica a los problemas” si que pueden “acercarnos a unas tasas normales de paro”. En todo caso, Andrés ha incidido en que el auge de las naciones emergentes hacen necesario un aumento de la competitividad en España, del que una parte deriva de vincular los salarios a la productividad.