UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

El estudio del patrimonio histórico es otra de las líneas de trabajo del grupo científico

de la Universidad de Málaga, dirigidos por el profesor , catedrático de Química Analítica, trabajan en un proyecto europeo que permite la detección a distancia de explosivos, ya sean de naturaleza líquida o sólida, a partir de la tecnología láser.

Se trata de la tecnología avanzada LIBS (Laser Induced Breakdown Spectroscopy) que detecta cualquier tipo de residuo existente en una superficie donde se hubiesen manipulado explosivos anteriormente. “Esta capacidad, que no tiene precedente en el mundo, despertó una gran expectación internacional cuando hicimos nuestra primera demostración ante el Departamento de Defensa de los Estados Unidos”, manifestó el profesor.

El Laboratorio Láser de la Universidad de Málaga ha sido pionero en España en el uso del láser para la caracterización de materiales. Desde 1.988 han desarrollado aplicaciones innovadoras en el campo de la seguridad ciudadana y del estudio del patrimonio histórico.

En relación a este último campo de trabajo, el equipo de científicos de la UMA analizó recientemente la contaminación de los materiales de la fachada principal de la Catedral de Málaga, así como la composición de de estos, a partir de una tecnología láser de última generación.

El desarrollo de estas herramientas pioneras para hacerlas accesibles a las instituciones responsables del patrimonio histórico y de la seguridad de los ciudadanos y la transferencia de esta tecnología al sector productivo para completar el proceso que comienza en la investigación básica y que termina en la innovación, son sus planes de futuro más inmediatos.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Andalucía

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed