UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Así lo afirma Andreu Palou, experto en Nutrigenómica, quien recibe hoy el VII Premio Alimentación y Salud de la Universidad de Navarra

Según el experto en Nutrigenómica y profesor de la Universidad de las Islas Baleares, Andreu Palou, la , una proteína presente en la , “previene frente a la y otras dolencias relacionadas, como la ”. Así lo ha asegurado con motivo de la entrega del VII Premio Alimentación y Salud, que recibirá hoy jueves, día 26, al as 18 30 h. en el edificio Central de la Universidad de Navarra.

Para este científico, uno de los mayores especialistas de España en Nutrición y Genética, el mal funcionamiento de esta proteína se encuentra en la raíz de muchos problemas de obesidad: “Cuando la leptina funciona, ésta advierte a nuestro cuerpo que ya tiene suficientes reservas de grasa, haciendo que disminuya la sensación de hambre y aumente el gasto energético”.

Los estudios que comenzó con su equipo en el año 2000 le permitieron constatar que una de las causas más habituales de este mal funcionamiento de la leptina se encuentra en la carencia de su consumo durante la lactancia, “ya que la leptina está presente en la leche materna pero no en las leches artificiales. Nos dimos cuenta de esto cuando descubrimos que nuestro estómago contiene leptina ya desde el nacimiento, cuando casi somos incapaces de sintetizarla. Posteriormente, los estudios con niños lactantes maternos confirmaron que estos engordaban menos gracias a la leptina de la leche de sus madres”.

Respecto a otros factores de los padres que afectan a los hijos, el Dr. Palou recuerda que todavía no sabemos exactamente en qué proporción la alimentación de los padres influye en la salud de su descendencia: “Los genes son muy importantes, pero también la historia que cada uno de nosotros escriba con ellos. Con esto queremos decir que la alimentación en las etapas tempranas de la vida también produce modificaciones químicas en los genes, condicionando su expresión y su función”.

¿Comemos mejor que nunca?

Por otra parte, Andreu Palou confirma que a pesar de que en la actualidad se come mejor que nunca, hay un mayor control de los alimentos y la esperanza de vida ha aumentado, “encabezamos la lista de países europeos con mayor tasa de obesidad infantil, junto con Malta. Esta cuestión se explica, en parte, porque disponemos de mayor cantidad de alimentos, apetecibles, densos energéticamente y porque estamos perdiendo los principales rasgos de la dieta mediterránea”.

En este sentido, el nuevo Premio Alimentación y Salud de la Universidad de Navarra subrayó la gravedad de estos datos, “puesto que la obesidad infantil es, estadísticamente, garantía de obesidad en edades posteriores”.

La entrega de este premio se engloba en la I Semana de la Nutrición del centro académico. Con anterioridad, el experto participará en una mesa redonda con discípulos suyos, moderada por el catedrático de Nutrición Alfredo Martínez Hernández.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed