UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

La iniciativa busca potenciar el valor del silencio como herramienta para mejorar el rendimiento académico de los estudiantes

La Universidad Pública de Navarra ha puesto en marcha, por segundo año consecutivo, una campaña para sensibilizar a la comunidad universitaria de la necesidad de rebajar el nivel de ruido en los edificios e instalaciones dedicadas al estudio y a la investigación, en particular la .

El objetivo de esta iniciativa es potenciar el valor del silencio como herramienta para mejorar el rendimiento académico de los usuarios que acuden a la Biblioteca a estudiar. Para ello, se han puesto en marcha una serie de acciones que se desarrollarán hasta el mes de junio. Este año, la campaña no ha coincidido con el Día Internacional a favor del silencio, celebrado el 28 de abril, por coincidir con el período de vacaciones de los estudiantes.

Al igual que el pasado año, se han colocado carteles y se están entregando marca páginas a las personas que realizan préstamos en la biblioteca con eslóganes relacionados con el silencio en la Biblioteca: “Ante el ruido… ¡Participa en silencio!”, “Silencia el móvil”, “Que no te roben el tiempo” o “El (tu) silencio es respeto”. Asimismo, se ha añadido un “banner” en la página principal del sitio web de la Universidad desde el que se accede a información sobre esta campaña (www.unavarra.es/espaciosinruido). Este año, además, la campaña ha incluido acciones en cartelería dinámica en las distintas pantallas instaladas en los edificios del campus.

El personal de la Biblioteca también va a participar de forma activa en esta campaña mostrando a los estudiantes que esta instalación es un espacio dedicado al estudio y de la necesidad de permanecer en silencio.

Finalmente, la campaña se ha reforzado con la publicación de una serie de folletos y carteles que hacen referencia a los derechos y deberes de los usuarios de las distintas bibliotecas ubicadas en sus dos campus y entre los que se incluye disponer de un lugar tranquilo y agradable para trabajar y estudiar, o respetar el espacio sin ruido.