Ayer, 5 de julio, tuvo lugar la presentación oficial del Tribunal de Arbitraje para la Contratación Pública, Tacop, que nace en el seno de la Asociación Europea de , Aeade, tribunal llamado a conocer de las controversias relativas a la ejecución, modificación y extinción de los contratos adjudicados por entes, organismos y entidades del sector público que no tengan carácter de Administraciones Públicas.

El acto contó con la intervención de Carlos Carnicer Díez, presidente del , CGAE, Fernando González Laxe, presidente de Puertos del Estado,    David Taguas Coejo, presidente de Seopan, José Luis González Vallvé, presidente de Tecniberia, Alberto Dorrego de Carlos, presidente del Tribunal de Arbitraje de la Contratación Pública, Tacop, y Javier Íscar de Hoyos, secretario general de la Asociación Europea de Arbitraje, Aeade.

Íscar de Hoyos comenzó agradeciendo la asistencia y el interés suscitado por la formación del Tacop, y destacó los valores que adquiere al integrarse en el seno de Aeade, y subrayó la capacidad de administración gracias a la estructura de la Asociación, a su política de especialización, al fomento de la formación y a la confianza transmitida para la inclusión de las cláusulas.

Seguidamente, Dorrego de Carlos agradeció el apoyo del CGAE y habló de Aeade como la principal institución arbitral en España y la única con estructura propia. En referencia al arbitraje en el entorno de la contratación pública, Dorrego de Carlos hizo alusión a su limitado desarrollo en el servicio público y a que, generalmente, se trata de asuntos muy complejos y de gran trascendencia.

González Vallvé manifestó su voluntad de colaborar con el arbitraje: “Si intentamos introducir la inteligencia jurídica del arbitraje en la fase inicial del proyecto sería mejor para todos”.

Mejora de la difícil situación de la obra civil

Taguas Coejo hizo referencia a uno de los valores más significativos del arbitraje: “la capacidad para preservar las buenas relaciones entre las partes de un conflicto”, y lo que supone esta colaboración y fomento del arbitraje entre las grandes constructoras para la “mejora de la difícil situación que está pasando la obra civil y la contratación pública”.

González Laxe habló de la certidumbre que transmite el arbitraje siendo conscientes de “la seguridad de contar con una resolución definitiva” y declaró su intención de utilizar la cláusula arbitral del Tacop de Aeade. Brevemente hizo un resumen de la actividad de su sector por el que pasan el 80% de las importaciones y el 50% de las exportaciones, lo que supone el 70% del comercio exterior español.

Carnicer Díez clausuró el acto agradeciendo la elección de la casa de la abogacía para presentar el Tacop y apostó por la estructura aportada desde Aeade como institución arbitral para hacer una llamada a todo el sector con el objetivo de apostar por el arbitraje.

Rueda de prensa

Esa misma mañana se celebró una rueda de prensa con motivo de la presentación oficial del Tribunal de Arbitraje de la Contratación Pública de Aeade. Al acto asistieron Carnicer Díez,  Íscar de Hoyos y Dorrego de Carlos, a los que se unió José Fernando Merino Merchán, Letrado de las Cortes Generales y del Consejo de Estado.

De los discursos de los ponentes destacaron las siguientes afirmaciones:

Carnicer Díez: “La intención es quitarle a la Administración de Justicia mucho trabajo e intentar la resolución judicial” y “el palmarés de los árbitros del Tacop”;

Íscar de Hoyos: “La apuesta por la especialización en un sector que supone el 14,9% del PIB; y la adopción del arbitraje como elemento dinamizador de la economía que puede reducir drásticamente los plazos de los litigios”;

Dorrego de Carlos: “El ejemplo de éxito del arbitraje en contratación pública en países sudamericanos; y la labor de pedagogía que se debe hacer con el sector público y los sectores privados de promoción de incorporación de cláusulas en los pliegos”;

Merino Merchán: destacó del tribunal formado en el seno de la Asociación Europea de Arbitraje, Aeade, “el servicio de calidad, la neutralidad en la designación del árbitro, la transparencia en el procedimientos y en los costes, y la confidencialidad”.

Fuente: Aeade

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Arbitraje

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed