Hemos tenido una jornada de pérdidas con sabor a triunfo alcista, en tanto el Ibex ha abierto hoy con un hueco bajista en 9.553 (ayer había cerrado en 9.670) para desplomarse y llegar a un nínimo de 9.277 puntos.

El lector habitual sabe que es raro que indique los valores del día, pero los de hoy son realmente destacables. El cierre ha sido 9.603 en negativo (-0,69%) y durante la jornada se ha podido cerrar el hueco de apertura.

El volumen ha aumentado y mucho… pero el gran movimiento intradía nos habla de una sesión de pánico. Por lo tanto, los mínimos son trascendentes y desde allí puede establecerse un suelo de muy corto plazo para un rebote que recorte la caída desde los 10.355 (no de toda la onda). Sin perjuicio de esto, es probable que este miércoles pueda retestearse el mínimo de esta jornada o por lo menos, acercarnos a los mismos.

Luego, el vencimiento de futuros puede hacer el resto o por lo menos, podremos utilizarlo como excusa… aunque técnicamente, lo que podemos decir es que ha comenzado una onda 4… ni más ni menos y se desarrollará traicioneramente como siempre y en una de sus varidas formas, pero en principio… en abc.

Un saludo, nos vemos mañana.