El conocido fabricante de textil y zapatos deportivos Puma AG se ha librado de abonar 98 millones de euros a la empresa Estudio 2000, con sede en , Alicante. Estudio 2000 ha sido la dueña de la marca en nuestro país hasta diciembre de 2009, momento en el que la compañía germana optó por no renovar contrato y recuperar el control de la firma. En junio del año 2010, un laudo dictó que los alemanes, a modo de compensación, debían desembolsar una cuantiosa indemnización a los alicantinos. No obstante, el mismo organismo ha dado ahora la razón a Puma AG, después de que estos presentaran un recurso. Según el diario La Verdad, Vincent Bernard, consejero delegado de Estudio 2000, ha afirmado que la cancelación del laudo se ha debido a “un defecto de forma” y piensan recurrir de nuevo.

En 1995, Puma AG firmó un acuerdo de distribución con la sociedad ilicitana por quince años. Tras su finalización, ha decidido recuperar el poder sobre las licencias, imágenes y derechos de su marca. Jochen Zeitz, presidente y consejero delegado de Puma, ha declarado que “preveían” la sentencia, según leemos en el portal Modaes. A partir de ahora, la compañía centrará sus esfuerzos en impulsar la filial española y ha puesto en funcionamiento una sede central en la provincia de .

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Arbitraje

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed