UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Dirigidos por Ildefonso Pérez, los expertos de la UPO realizarán el estudio y el asesoramiento técnico necesarios para establecer procedimientos de gestión ambiental de los vertidos

La factoría de Sevilla quiere reafirmar con este acuerdo su posición como referente en materia medioambiental, mejorando el tratamiento de efluentes más allá de lo fijado por ley

Expertos del Área de Ingeniería Química de la Universidad Pablo de Olavide, coordinados por el investigador Ildefonso Pérez Ot, han firmado un contrato de colaboración con Gabriel González Alonso, director de la factoría Renault de Sevilla, con el propósito de optimizar y mejorar el tratamiento de los vertidos de esta planta. Este acuerdo, promovido por la () de la UPO, supone una apuesta firme por reafirmar a la factoría sevillana como referente en materia medioambiental, buscando mejorar el tratamiento de efluentes más allá de lo fijado por ley.

Esta iniciativa es un paso más en la apuesta constante de la factoría de Renault por el respeto al medioambiente, que la sitúa desde 1999 entre las plantas de fabricación que cuentan con la certificación ISO 14001, reconocimiento que ha renovado en todas las auditorías posteriores, confirmando que la planta sevillana es un referente en materia medioambiental.

Siguiendo esta estrategia medioambiental, el proyecto puesto en marcha con la UPO consiste en el estudio y asesoramiento técnico para analizar y establecer nuevos procedimientos que permitan reducir el impacto de los vertidos de la factoría. Durante un periodo inicial de seis meses, el departamento de medio ambiente de la factoría y el grupo de investigación RNM-330 “Ingeniería Química” realizarán la recreación a menor escala de una planta de vertidos similar a la que ya existe de manera real en la factoría, sobre la que se ensayarán distintos tratamientos que optimicen el control de este parámetro.

Reducción del impacto

La factoría de Sevilla, principal productora de cajas de velocidades del Grupo Renault, tiene un papel activo en la estrategia medioambiental del grupo para llevar la “movilidad sostenible al alcance de todos”. Una parte de este compromiso se basa en hacer evolucionar los motores térmicos a través de la generación Energy, generalizando, entre otras soluciones, el downsizing, que conlleva el diseño de cajas de velocidades optimizadas que reducen las . Ejemplo de ello es la caja de velocidades TL4 Champion CO2, fabricada en la planta de Sevilla, que obtiene valores de 125 g. de CO2/Km., mejorando la nueva norma de emisiones Euro V, que fija el límite en 140 g. de CO2/Km.

Además las instalaciones de la factoría se adaptan de manera continua a las nuevas tecnologías que minimizan los impactos ambientales. Cuenta,  entre ellas, con 160 paneles solares para el proceso industrial, tubos de combustión auto-recuperadores en muchos de nuestros hornos y una red de aire comprimido optimizado. En el pasado año, la factoría logró reducir un 1,5% el consumo de energía por caja de velocidad equivalente y el 6,5% en el consumo de agua con respecto al año anterior.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Andalucía

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed