UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Una investigación desarrollada en la Escuela Universitaria de Ingeniería de Vitoria-Gasteiz permite localizar las zonas en dónde hay una mayor incidencia delictiva

La ciudad de Vitoria-Gasteiz podrá disponer desde el próximo mes de septiembre de una nueva herramienta para la prevención del delito fruto de un trabajo en Ingeniería Geomática de la Escuela Universitaria de Ingeniería de Vitoria-Gasteiz de la UPV/EHU, y que ha contado con la colaboración de la Policía Municipal de la ciudad. El estudio, que esta previsto finalice en septiembre, está siendo desarrollado por Eileen Matz (1985, Karlsluhe) como parte de su proyecto de Tesis en el Máster de Geomática de la Hochschule Karlsruhe (Alemania), bajo la dirección de Miguel Calvo Melero, profesor de la Escuela de Ingeniería de Vitoria Gasteiz de la UPV/EHU, y Heinz Saler profesor de Karlsruhe.

El objetivo final del estudio es conocer las zonas con mayor índice de delitos y reforzar la seguridad allá donde sea más necesario, evitando en muchos casos que, finalmente los delitos se lleguen a producir. Este atlas del delito puede permitir a la policía conocer con precisión las zonas de la ciudad más conflictivas para cada tipo de delito (agresiones, atracos, robos en, vivienda, robos con violencia, etc.).

Dentro del mismo trabajo se estudiará si hay algún tipo de comercio, cerca del cual, se produce una mayor incidencia, o si, por ejemplo, dichos delitos se producen en lugares y momentos en donde se está produciendo una mayor acumulación de gente, como por ejemplo, zonas de ocio nocturno.

La elaboración de mapas de precisión de las zonas segmentados en zonas delictivas se basa en el desarrollo de diferentes algoritmos de análisis espacial utilizando Sistemas de Información Geográfica (SIG). Estas aplicaciones, de uso relativamente frecuente en EEUU, no se han utilizado demasiado en Europa, por lo que su introducción en Vitoria-Gasteiz es una experiencia bastante novedosa, puntualiza el profesor Miguel Calvo Melero.

El desarrollo de los SIG en el mundo del delito, es también muy desigual dentro del propio continente, y así Eileen Matz destaca que mientras que en Alemania desgraciadamente no se le están dedicado los suficientes recursos al desarrollo de estas tecnologías en este ámbito, en Vitoria-Gasteiz, se cuenta con una importante experiencia en la aplicación de los SIG en diversos campos. Matz, a la que en el futuro le gustaría seguir ligada al desarrollo de estas tecnologías, afirma que en el caso de los delitos, la Ingeniería Geomática permite descubrir aspectos de la realidad que podrían pasar desapercibidos de no realizar un análisis riguroso y exhaustivo.

El objetivo de este trabajo conjunto entre las escuelas de Ingeniería de la UPV/EHU y la Hochshule Karlsruhe es que sea la propia policía local quien determine la futura adecuación de los resultados de la investigación a su quehacer diario, puesto que, según afirma el profesor Calvo Melero, los datos matemáticos son fríos y tiene que ser el agente de policía el que luego diga cómo adaptarlos a la situación real diaria. El contraste de la larga experiencia del cuerpo de la policía municipal en el tema de los delitos será la que permita validar los resultados, su utilidad en la prevención del delito así como su posible utilización sistemática en un futuro inmediato.

Calvo Melero defiende además el potencial de desarrollo de la Ingeniería Geomática en otras aplicaciones, ya que en la Escuela Universitaria de Ingeniería de Vitoria-Gasteiz de la UPV/EHU ya hemos realizado para empresas privadas otros estudios en áreas tan diferentes como el marketing o los seguros. En este último campo añade que nuestra Escuela participó en una fusión de dos empresas nacionales de seguros que querían optimizar su servicio y, en dos horas, les dimos solución a un problema que las empresas llevaban arrastrando más de cinco años. También se han desarrollado proyectos en el campo de las telecomunicaciones, la gestión municipal o la evaluación de riesgos, pero el campo de aplicaciones posibles de esta tecnología abarca todos aquellos procesos en donde sea necesario tomar decisiones sobre datos territoriales y, el 80% de las bases de datos digitales en la actualidad, tienen de forma directo o indirecta esa característica.