UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El curso de Atención a la diversidad celebrado en la Universidad de Alicante, ha dedicado su última jornada a las entidades alicantinas colaboradoras

Todos diferentes pero todos iguales podría ser el lema del curso de verano dedicado a La Atención a la diversidad en la Universidad, que esta mañana ha celebrado su última sesión en la Universidad de Alicante. A lo largo de la jornada, en sucesivas mesas redondas, se ha contado con la participación de las principales empresas y entidades que colaboran con la UA y su Centro de Apoyo al Estudiante, CAE, para garantizar la igualdad de oportunidades y la autonomía personal a los estudiantes con discapacidad. Entre los asistentes se ha contado con la presencia Manuel Peláez, presidente de la Fundación que lleva su nombre, el presidente de la Fundación Universia, Ramón Capdevila y el presidente de COCEMFE Alicante, Antonio Ruescas.

Según el director del curso y director, asimismo, del CAE, Antonio Muñoz, “es fundamental para nosotros el trabajo en red con todos los agentes implicados,desde las asociaciones de personas con discapacidad, hasta fundaciones, empresas y corporaciones, así como con las entidades solidarias que trabajen en Responsabilidad Social Corporativa por la Igualdad de Oportunidades para todas las personas”. Por este motivo, se ha dedicado la última jornada del curso a las entidades colaboradoras “que -como asegura Muñoz- son fundamentales para este objetivo”.

En este sentido, la secretaria del curso, Patricia Soler, detalla las distintas colaboraciones que van desde las ayudas económicas propiamente dichas hasta la colaboración en materia de inserción laboral o transporte específico:La Fundación Universia “nos proporciona un banco de productos deapoyo a las universidades con productos tecnológicos para que las personas con discapacidad puedan llevar una vida universitaria lo más autónoma posible”, mientras que la implicación de COCEMFE Alicante pasa por la colaboración con el servicio de transporte universitario “facilitando un vehículo con un conductor especializado para el alumnado con movilidad reducida” y la de la Fundación Manuel Peláez, además de apoyo económico, se centra en la creación de una comisión para la puesta en marcha de proyectos colectivos.

En esta jornada de clausura se ha contado también con la presencia de José Redondo, presidente de la Fundación Nova Feina, “una entidad que trabaja por la inserciónlaboral de todas las personas”; así como del director del áraea de Responsabilidad Social Empresarial de COEPA, Arturo Jiménez y la responsable de comunicación social y Responsabilidad Social Corporativa de Actiu, Soledat Berbegal. Actiu es una empresa familiar que ha sabido llegar a ser líder en el mercado “manteniendo una filosofía de cercanía y de responsabilidad social tanto con sus empleados como con los colectivos con necesidades con los que colaboran”.

La situación en las universidades españolas

Según Patricia Soler, a lo largo de las jornadas se han abordado cuestiones básicas dirigidas al objetivo común de la igualdad de oportunidades y para, tal y como se desprende de las conclusiones del curso, “es fundamental invertir en capital humano y huir de paternalismos.

Además del CAE de la Universidad de Alicante, se ha contado con la participación de representantes y responsables de los servicios homólogos en las Universidades de Valencia, Castilla-La Mancha, La UNED, Universidad Autónoma de Barcelona y el director de Accesibilidad Universal de la Fundación ONCE, entre otros, lo que ha permitido hacerse una idea del estado de la cuestión en el territorio español.Del análisis general se desprende que uno de los rasgos que identifican la atención a la diversidad en las distintas universidades españolas es que “las necesidades de los alumnos son tratadas con una visión de futuro”, por lo que “se promueven las actitudes solidarias y se redunda en la idea de no sólo atender problemas puntuales sino el invertir en el capital humano de una sociedad de futuro”. Otra línea de actuación común que se ha evidenciado es el trabajo que realizan asegurándose de que en los sectores dispares de la sociedad cívica, “la diversidad no sea tratada de forma excluyente, sino que se sigan los principios de igualdad de oportunidades y accesibilidad universal y mediante el desarrollo de programas de integración, asesoramiento y sensibilización dirigidos a la comunidad universitaria”.

En la Universidad de Alicante, el Centro de Apoyo al Estudiante es un servicio del Secretariado de Prácticas de Empresa y Apoyo al Estudiante perteneciente al Vicerrectorado de Alumnado. El curso, que se inició el miércoles día 13 de julio, forma parte de la oferta de la Universidad de Verano Rafael Altamira de la Universidad de Alicante.

En la imagen, los ponentes de la jornada de clausura sentados entre los alumnos.