UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Cerca de 70 alumnos han participado en el monográfico ‘Nuevas oportunidades socioeducativas y comunitarias para menores infractores’

Concluye la primera actividad académica estival, el monográfico ‘Nuevas oportunidades socioeducativas y comunitarias para menores infractores’, que ha tenido lugar en el Centro Asociado de Cantabria en el marco de los XXII . Ha sido con la mesa redonda ‘El trabajo en red en la atención a los menores con medidas de reforma’ en la que han participado la el educador de la Fundación ‘José Luis Díaz’, Ignacio Ruiz; el técnico de la Sección de Medidas Judiciales del Instituto Cántabro de Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria, Ildefonso Puertas Cacho; y el director del Proyecto Socioeducativo CUIN, Pedro Tresgallo.

Los expertos se encargaron de exponer, a los cerca de 70 alumnos que participan en el curso, cómo las diversas instituciones se coordinan para llevar a cabo las medidas para la reinserción social de menores infractores. Así, Ignacio Ruiz explicó que existen diversas opciones como la libertad vigilada, tratamiento ambulatorio o la prestación de servicio de la comunidad. Este último caso, “puede ser de dos tipos, humanitaria o patrimonial dependiendo del carácter de delito cometido de manera que el menor pueda compensar la falta que se le imputa, se trata de que educativamente el joven entienda que ha causado un daño social”.

En cuarto lugar, según el educador de la Fundación ‘José Luis Díaz,’ también se pueden aplicar tareas socioeducativas o programas formativos en los que se trabaja con el joven temas como la violencia, el control de impulsos o las drogas.

Fundación ‘José Luis Díaz’

La Fundación ‘José Luis Díaz’, institución destacada en la mesa redonda celebrada esta mañana en el Centro Asociado de la UNED en Cantabria, desarrolla su actividad desde el año 2000 y, el año pasado, atendió a 143 jóvenes, cifra que representa un 29% más respecto de 2009. En los últimos cuatro años, la Fundación ha intensificado su actividad desarrollando un trabajo en base a la investigación ‘Cantabria en la prevención de delitos’, a través de la cual se ha fijado un nuevo protocolo para el trabajo en red de diversas instituciones dando así un salto cualitativo de la mera coordinación. El trabajo en red, destacó Ruiz, “permite que cada una de las instituciones implicadas en el proceso de reinserción del menor sepa cuáles son sus objetivos y que no haya duplicidad de tareas”. Es por esta razón que, el educador de la Fundación aseguró que, al aplicar estos protocolos, “Cantabria está bastante bien situada respecto de otras comunidades, en nuestra comunidad hay una conexión muy fluida entre las diversas entidades que gestionan las medidas judiciales”.