Tras más de un año de negociaciones infructuosas, la compañía con sede en E.on y la rusa Gazprom han decidido recurrir a un tribunal arbitral para dirimir sus diferencias.

Sede de Gazprom en Moscú

Sede de Gazprom en Moscú

La controversia se debe a los precios que E.on tiene que abonar a Gazprom. Los rusos han fijado unas tasas superiores a las del mercado libre porque las equipara al precio del .

La posibilidad del venía incluida en el contrato y al fin, ambas empresas han optado por esta vía de resolución de conflictos. Por otra parte, un representante de E.on, quien manifestó el deseo de la compañia de no comentar los detalles del procedimiento, ha manifestado que no cejarán en alcanzar un acuerdo por la vía de lan negociación.

Una de las ventajas del arbitraje es la rapidez con la que se solventan los litigios, lo que resulta de gran importancia en el sector de los negocios en cuanto a que supone un ahorro de costes. Además, cuando se trata de empresas extranjeras, proporciona la seguridad de que será una corte neutral la que aporte la solución al problema y se elimina la necesidad de acogerse a la legislación de uno u otro país.
Fuente: EFE