UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Carmen Thyssen recibe el nombramiento de académica de honor en este acto

El Rectorado de la Universidad ha acogido la ceremonia de apertura del de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga, un acto en el que Carmen Cervera, que da su nombre al Museo Carmen Thyssen de la capital, fue nombrada Académica de Honor de esta institución.

La ceremonia contó con la presencia de destacadas personalidades relacionadas con el mundo de las ciencias, el arte, la música y la cultura de Málaga, así como representantes de la UMA -con la rectora, Adelaida de la Calle, a la cabeza-, el Ayuntamiento de la capital -el alcalde, Francisco de la Torre, asistió al acto- y la Junta de Andalucía, con su delegada en Málaga, Remedios Martel, al frente.

Carmen Thyssen fue amadrinada por la catedrática de Historia del Arte de la UMA Teresa Sauret, quien destacó la aportación de la baronesa a la cultura española, en general, y de Málaga, en particular, al propiciar el asentamiento del Museo Thyssen en Madrid y el Carmen Thyssen en Málaga. En este sentido, hizo hincapié en su capacidad para “poner la cultura al alcance de la ciudadanía”.

Por su parte, la nueva académica de honor dijo sentir “enorme satisfacción personal” con este reconocimiento. “Por un lado, porque cuando me lo propusieron, hace dos años, aún se discutía acerca de mi disposición para traer mi colección a Málaga y por otra, por venir de la institución cultural más antigua de la provincia”.

Manuel del Campo, catedrático de Música de la UMA y presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga, también tuvo palabras de agradecimiento hacia la mecenas cultural, mientras que Gonzalo Piédrola, presidente de las academias andaluzas y que fuera doctor honoris causa de la Universidad malagueña, tuvo palabras para los 780 académicos que conforman la red andaluza y para su nuevo miembro: “Carmen Thyssen es un ejemplo de la lucha contra los elementos y con su labor contribuye a la difusión del conocimiento y la cultura”, aseguró.

Jóvenes pintores

También aprovechó la ocasión para hacer una petición a la baronesa: propiciar la creación de una exposición de jóvenes pintores andaluces, “que podría albergarse en el museo de Málaga y que serviría como un auténtico impulso para los nuevos artistas”.

La Academia de Bellas Artes de Málaga fue creada en 1849 y su fin principal es el fomento y la difusión de las Bellas Artes en la capital y en su provincia. La integran 34 Académicos de número, vecinos de Málaga, y está dividida en seis secciones. En las cinco primeras se encuadran profesionales de la Pintura, la Arquitectura, la Escultura, la Música y la Poesía. La sexta sección acoge a quienes, sin ser profesionales de ninguna de las artes citadas, se hayan distinguido por su amor a la Bellas Artes.

Cuenta con cinco académicos de honor: Amadou Mathar M’Bow, que fuera presidente de la Unesco; el barítono malagueño Carlos Álvarez; el escritor Mario Vargas Llosa, el pintor Revello de Toro y ahora Carmen Thyssen.