UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Los fondos obtenidos durante este encuentro irán destinados a la financiación de proyectos desarrollo en países de África, América Latina y Oceanía

El delegado y la ex delegada de Manos Unidas en Cádiz, Javier Fornell y Concha Gamundi respectivamente, en compañía del concejal delegado de Atención e Información al Ciudadano, del Mayor y Salud del Ayuntamiento de Cádiz, José Macías, han inaugurado la II de Manos Unidas en el edificio Constitución 1812 (antiguo aulario La Bomba) de la Universidad de Cádiz.

Esta feria se celebrará hasta el 30 de septiembre, en horario de mañana de 10:00 a 13:00 y de tarde 17:00 a 21:00 horas. Acción Social y Solidaria de la UCA colabora con Manos Unidas en la organización de esta iniciativa, en la que las personas interesadas colaboran en un rastrillo. El programa se completa con una exposición, integrada por 15 paneles con fotografías sobre Etiopía y Senegal, y las actuaciones de los grupos musicales La Coral Universitaria y Vistahermosa.

El delegado de Manos Unidas ha destacado “la labor en Cádiz de seguir colaborando con la organización” y a continuación Macías, en representación del Ayuntamiento de Cádiz, ha felicitado a los organizadores por el trabajo desarrollado para la creación del evento, y les ha mostrado su apoyo y ha animado a seguir colaborando con esta causa solidaria.

Los fondos obtenidos durante la II Semana Solidaria de Manos Unidas se destinarán a la financiación de proyectos en países de África, América Latina y Oceanía; que están elaborados por las personas del Tercer Mundo que solicitan la colaboración de Manos Unidas. Su objetivo es mejorar las condiciones de vida para que puedan llegar a ser autosuficientes.

El pasado año, se financiaron 641 proyectos de desarrollo en 55 países del Sur por un valor de 51.421 euros. Concretamente, la delegación de Cádiz recaudó para estos fines 504.421 euros, que suponía el 4% del total recaudado en España y que permitió llevar a cabo ocho proyectos en Asia, África y América.

Concha Gamundi habló sobre su experiencia como delegada en Manos Unidas, que ha calificado como “una gran etapa, que me ha hecho crecer y aprender mucho”. De hecho: “lo más valioso de la organización eran sus voluntarios” recalcó. Manos Unidas lleva ya alrededor de 50 años de permanencia, “esto nos tiene que hacer sentir que vamos por el buen camino, os animo a trabajar, ilusionaros en que esto merece la pena y hay que seguir caminando” subrayó.

Por último, la Coral Universitaria puso el broche final a la apertura de la II Semana Solidaria de Manos Unidas.