UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La y la Federación Internacional de han fijado el 21 de septiembre como el para dar a conocer la enfermedad y difundir información al respecto, solicitando el apoyo y la solidaridad de la población en general, de instituciones y de organismos oficiales.

La Universidad de Alicante ha concluido recientemente que los niveles de estrés oxidativo son superiores en personas con enfermedad de Alzheimer. Este es uno de los resultados que se extraen de la tesis doctoral “Implicación de los Metales y Elementos Traza en la Enfermedad de Alzheimer y su asociación con los agentes del Estrés Oxidativo sistémico”, investigación defendida por la doctora Natividad López Riquelme y que ha sido calificada con sobresaliente “cum laude”.

La investigación se ha llevado a cabo entre el Departamento de Biotecnología de la Universidad de Alicante y el Hospital General Universitario de Elche. Otra conclusión que se deriva del estudio es el importante papel que algunos metales como el aluminio y el cobre tienen dentro del proceso de estrés oxidativo. Así, mediante esta investigación se ha podido valorar el papel de algunos marcadores bioquímicos como nuevas herramientas de ayuda para el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer.

El objetivo del estudio radica en encontrar un marcador biológico para predecir qué pacientes van a evolucionar a Alzheimer y poder así establecer un diagnóstico y tratamiento precoz. Los resultados preliminares indican que algunos marcadores como el MDA pueden ayudar en este diagnóstico precoz.

La investigación realizada demostró el importante papel que el estrés oxidativo juega dentro de la enfermedad de Alzheimer. El estudio se realizó en pacientes seleccionados de la consulta de Neurología del Hospital General Universitario de Elche, dirigida por el doctor Jordi Alom, a los que se realizaron determinaciones de moléculas relacionadas con el estrés oxidativo como agentes antioxidantes, metales y elementos traza y productos de peroxidación lipídica. Esta línea de investigación además se está llevando a cabo en pacientes con deterioro cognitivo leve (DCL), que es un estado considerado de pre-demencia, donde casi la mitad de estos pacientes evolucionan a enfermedad de Alzheimer en un período de 3 años.

La tesis doctoral ha sido dirigida por la doctora Consuelo Tormo, facultativa especialista del Hospital General Universitario de Elche y tutorizada por el doctor Joaquín de Juan, jefe del Departamento de Biotecnología de la Universidad de Alicante. Además, dicho trabajo se pudo realizar gracias a la ayuda económica de una beca otorgada por la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital General Universitario de Elche.

En la actualidad, se continúa recabando datos de pacientes en deterioro cognitivo leve (DCL).