UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

Forma parte del de este ingeniero técnico de telecomunicación, especializado en imagen y sonido

“Modelado 3D de la UPNA aplicado a realidad aumentada y a ”. Este ha sido el Proyecto Fin de Carrera de Mikel Perales Urmeneta, ingeniero de telecomunicación especializado en imagen y sonido, que ha hecho posible que la Universidad Pública de Navarra pueda visualizarse en 3D a través de . “Estoy satisfecho con el resultado final -señala-. Hemos conseguido crear y compartir en Internet un modelo virtual de la UPNA, con fidelidad al original, un buen trabajo de texturizado y una correcta ambientación del terreno, y todo ello pese a las limitaciones de tamaño que exige ”.

El proyecto, tutorizado por el profesor de Lenguajes y sistemas informáticos Iosu Azkue Odriozola, tenía un doble objetivo: modelar la Universidad Pública de Navarra mediante un programa de diseño 3D para, posteriormente, hacerlo disponible a través de Google Earth, y conseguir aplicar la tecnología de Realidad Aumentada a los diseños previamente realizados.

En Pamplona tan sólo están representados a través de Google Earth algunos elementos característicos de la ciudad, como el actual Archivo General de Navarra, las murallas del lado norte, la Ciudadela, el Baluarte o el estadio de fútbol Reyno de Navarra. Con su proyecto, Mikel Perales ha sumado a ese grupo de edificios la Universidad Pública: “Creo que es un modo de hacerla más universal a través de las últimas tecnologías y de destacar la importancia de la universidad respecto a la gente de Navarra en general y de Pamplona en particular”, explica.

En su representación virtual en tres dimensiones, la UPNA cuenta con buena parte de sus edificios más significativos: biblioteca, aulario, rectorado, edificios departamentales, administración y gestión, comedores y cafetería. “A la hora de crear los edificios en 3D utilicé Google SketchUp. Para obtener toda la información posible de los edificios, decidimos fotografiarlos, ya que usar imágenes de Internet o del propio Google Earth no resultaba efectivo porque faltaban datos fundamentales”. Uno de los aspectos complicados en esta fase de modelado fue mantener las medidas y distribuir los elementos de modo equitativo dentro del propio modelo y respetando el original.

Sin embargo, el mayor problema vendría a la hora de dar textura a los elementos (que el objeto tenga aspecto rugoso, liso, desgastado, etc.) para que los objetos creados virtualmente tengan mayor realismo. “Teníamos que tener en cuenta dos cuestiones: el terreno y el conjunto de edificios que se asienta sobre él, porque si no se sincronizan bien el resultado final no es óptimo”.

Además, la limitación de tamaño establecida por Google Earth a la hora de subir archivos supuso un hándicap añadido. “Por ejemplo, añadimos árboles al terreno para conseguir mayor realismo en el modelo final, pero si los generábamos en 3D convertían el modelo en un archivo tan pesado que ni siquiera el ordenador era capaz de gestionar. La solución fue crear árboles en 2D, pero cada uno de ellos formado por ocho caras unidas por un eje vertical y una separación de 45 grados; esto produce un resultado efectivo y convincente, y mantiene buenas prestaciones”. A pesar de todo, en el proceso de validación final Google Earth desestimó la parte modelada del terreno alegando que ocupaba una gran superficie y que los edificios debían adecuarse al terreno original de la aplicación. “Nos vimos obligados a readecuar todos los edificios y, aunque ese cambio no me satisfizo al 100%, lo aprovechamos para mejorar alguna textura y darle mayor realismo”.

Esta fase del proyecto culminó con la ambientación e integración del modelo en Google Earth. Como líneas futuras de trabajo, el autor considera que hay una opción obvia para la continuidad: realizar el modelado del resto de edificios del Campus de Arrosadia e incluir el de Ciencias de la Salud y el Campus deTudela.

Realidad Aumentada

El segundo objetivo del proyecto era ver las potencialidades de la tecnología de Realidad Aumentada, aplicada al modelo 3D de la UPNA. El término Realidad Aumentada se utiliza para definir una visión de un entorno físico del mundo real pero que se combina con elementos virtuales, de manera que se crea una realidad mixta en tiempo real. “La principal diferencia con la realidad virtual es precisamente ésa: que no sustituye la realidad física sino que sobreimprime datos informáticos al mundo real”, indica el autor del trabajo.

En el desarrollo de su proyecto consiguió crear una aplicación de realidad aumentada desde cero, utilizando en la mayor parte del proceso programas de uso libre. “Implementamos los marker con los logotipos de la universidad, aunque existen fallos con determinadas texturas de las que no hemos conseguido solucionar totalmente el problema”.

Los resultados de esta segunda fase del proyecto no han sido todo lo satisfactorios que hubiera deseado. “El programa sí funcionó con modelos sencillos, pero para que la aplicación funcionara con el modelo 3D de la UPNA hubiéramos necesitado un programa informático de pago, que consigue mayor complejidad y realismo que la herramienta utilizada”.