UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Así lo aseguró el especialista Jurgen Oosterbrink con motivo de la apertura del de la Universidad de Navarra

Según Jurgen Oosterbrink, especialista en cuidados paliativos en la Universidad de Salzburgo (Austria), “la prevalencia del en los enfermos oncológicos puede superar el 95%, dado que muchos pacientes prefieren no interrumpir a los profesionales para comunicarles su ”. Así lo confirmó el experto con motivo de la apertura de la I edición del Máster en Enfermería en Cuidados Paliativos, impartido por la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra en colaboración con el Hospital Centro de Cuidados Laguna, en Madrid.

El investigador austríaco fue el encargado de impartir la conferencia inaugural del posgrado, el único máster oficial y específico en Enfermería de Cuidados Paliativos, que este año contará con 14 alumnos.

Durante su exposición, Jurgen Oosterbrink subrayó el papel de la Enfermería para tratar estos casos de dolor, “donde el profesional debe ser proactivo, para que el enfermo saque a la luz sus síntomas. Y para tener esta actitud es esencial la formación avanzada y la elaboración de protocolos”. Por eso, añadió el experto, “una enfermera bien formada es clave en el control del dolor”.

Para ello el programa del posgrado añade a las asignaturas relacionadas con cuidados paliativos, la enseñanza en investigación, y la filosofía y el rol avanzado en Enfermería.

En la apertura del nuevo curso también intervinieron Mª Isabel Saracíbar, decana de la Facultad; María Arantzamendi, directora del Máster; y Francisco Bermúdez, director del Hospital Centro de Cuidados Laguna, quien resaltó que las unidades de cuidados paliativos “necesitan de unas 3.000 enfermeras para que desarrollen su trabajo de especialización”. Asimismo, el especialista aseguró que con un tratamiento adecuado en Cuidados Paliativos “se puede aliviar el dolor y mejorar el bienestar del paciente en el 100% de los casos”.