UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El experto recalcó en la Universidad de Navarra el gran potencial de España en este campo por sus condiciones metereológicas

El arquitecto afirmó en la Universidad de Navarra que la que se ha realizado en España en los últimos años ha sido “descuidada” desde el punto de vista del respeto al .

“Hay poca voluntad de generar lugares sostenibles porque el consumo se ha impuesto a la reflexión. La estrategia puede ser que la en la construcción se ponga de moda y se convierta en un factor visible de calidad, de modo que resulte atractiva a los ciudadanos, más allá de ser una obligación que imponga la normativa”, explicó.

El experto hizo estas declaraciones con motivo de su conferencia en la inauguración del Máster en y Gestión Ambiental de Edificios (MDGAE), que cursan 8 alumnos de España y México. En el acto intervinieron Enrique Maya, alcalde de Pamplona y antiguo alumno de la Escuela de ; Mariano González Presencio, director de la Escuela; Ana Sánchez-Ostiz, directora del programa; y Eduardo Domingo, director de Desarrollo.

Conciliación entre diseño y sostenibilidad

Roberto Ercilla resaltó que España tiene “todas las ventajas” para desarrollar una arquitectura sostenible: “Es una nación democrática y posee unas condiciones de sol, viento y agua que permitirían hacer grandes mejoras. Si Alemania tuviese estos factores, habría hecho maravillas; su entorno es menos favorable y nos supera en este terreno porque allí se tiene una gran conciencia por el medio ambiente”.

Entre las dificultades que se presentan a los arquitectos, señaló que aún no se ha logrado conciliar diseño y sostenibilidad a la hora de proyectar edificios. “Los artefactos -placas solares, molinos de viento…- aún son demasiado visibles. El camino es la integración: que las casas funcionen bien y sean naturales”, indicó.
En ese sentido, puso de manifiesto la importancia de la investigación, tanto en el ámbito académico como en la industria. “Por ejemplo, en la actualidad se está incrementando la eficiencia de los paneles solares y del silicio; cuando se avance, reduciendo su número obtendremos más prestaciones”, finalizó.