UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Durante el primer año llevará a cabo una selección de piezas de diversos yacimientos arqueológicos con distinta datación, con especial interés en la especie Bos Taurus (vaca)

El (), entidad científica de la Consejería de Cultura, y la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla (UPO), han alcanzado un acuerdo de colaboración científica para el desarrollo del proyecto de investigación “Nuevo enfoque técnico-metodológico para la protección y conocimiento del patrimonio arqueológico orgánico: , ADN antiguo y análisis físico-químicos”.

El proyecto se prolongará durante cuatro años. Durante el primero, se llevarán a cabo análisis paleobiológicos, tafonómicos (el estudio de la transición de los restos biológicos desde la muerte hasta la fosilización) y selección de piezas de diversos yacimientos arqueológicos con distinta datación, con especial interés en la especie Bos Taurus (vaca). También se realizarán análisis de aDNA (ADN antiguo) y características físico-químicas de los huesos seleccionados.

El proyecto cuenta con financiación de la Consejería de Economía, Ciencia e Innovación por importe de 158.247 euros. En él también participan la Estación Biológica de Doñana (CSIC), la Universidad de Upsala (Suecia), la empresa Genoclinics de la Universidad de Málaga, y el Centro Nacional de Aceleradores.

Desde su creación, el laboratorio de paleobiología del IAPH ha realizado los estudios de más de 60 yacimientos andaluces que abarcan desde el Neolítico hasta la actualidad, más de 8.000 años, con un banco de datos único en patrimonio arqueológico de origen animal o paleobiológico. La aplicación de las nuevas metodologías al conocimiento y desarrollo del patrimonio histórico ha propiciado la cooperación con la UPO en materia de investigación y aplicación de las nuevas técnicas genéticas al patrimonio orgánico.