UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Una nueva directiva europea reguladora del sector y de obligado cumplimiento en 2014 podría hacer inviable algunas producciones

Una Jornada celebrada el 6 de octubre en el Centro Agroalimentario de Arkaute de Neiker-Tecnalia ha servido para presentar los resultados de control de la de ríos del sudoeste de Europa considerados “Vulnerables a la Contaminación” dentro del proyecto de investigación europeo Agua Flash. En el proyecto Agua Flash participan seis grupos de investigación, entre los que se encuentra un grupo de la UPV/EHU, están analizando desde abril de 2009 cuatro cuencas experimentales, entre las que se encuentra el río Alegría, en el sudoeste europeo y que están sometidas a una fuerte presión agrícola.

El río Alegría, siguiendo una directiva europea, esta declarado por el Gobierno Vasco como una Zona Vulnerable a la Contaminación por nitratos de origen agrario de Vitoria-Gasteiz y así en la jornada organizada por Neiker-Teknalia se han ofrecido los resultados preliminares de las mediciones que se han realizado de la calidad del agua río Alegría, con la toma de diversas muestras, en especial durante los momentos de crecida.

El objetivo de la investigación es determinar los riesgos de degradación del agua en diversas zonas agrícolas que se produce en los episodios de crecida por la presencia de nitratos y pesticidas en el agua de los ríos.

Iñaki Antigüedad, profesor del departamento de Geodinámica de la UPV/EHU, ha destacado de forma positiva que “en general la calidad del agua ha mejorado en los últimos quince años la carga de nitratos en el agua ha disminuido y los agricultores están utilizando bastante menos dosis de fertilizante que hace unos años”. Aún así, Antigüedad ha alertado del peligro que suponen los pesticidas que “son un fenómeno relativamente nuevo del que hay muy poca información, y en los momentos en los que su uso puede ser más intensivo, como ocurre en primavera, si coincide su uso con momentos de fuertes crecidas de los ríos, las múltiples sustancias que contienen los pesticidas, puedan sean transportadas a su cauce y finalmente dañar el medio ambiente”

Amaia Ortiz, jefa del departamento de Producción y Protección Vegetal de Neiker Tecnalia ha explicado como “han evolucionado las labores relacionadas con la prevención de plagas y enfermedades desde el control químico indiscriminado hasta la actualidad, donde se trabaja con técnicas de control integrado”. La Unión Europea ha aprobado una directiva para el uso sostenible de los plaguicidas que será obligatoria a partir de 2014. Ortiz destaca que “se va a producir una gran limitación en el uso de muchas materias activas en base a su toxicología y ecotoxicología. Desde el punto de vista técnico y económico esta drástica reducción podría hacer inviable algunas producciones”.

La jornada ha contado con la presencia de más de 70 asistentes íntimamente relacionados con la actividad agraria o el control de las cuencas fluviales: agricultores; administración local, provincia y autonómica; agencias del agua; cooperativas sindicatos agrarios y organizaciones de defensa de la naturaleza para informar de los resultados preliminares y abrir un debate en el que cada parte expusiera sus necesidades y preocupaciones con el objetivo final de lograr una convivencia en armonía entre el desarrollo agrícola y la conservación del medio ambiente.

El principal objetivo de Agua Flash es desarrollar un prototipo que permita la evaluación de los riesgos de degradación de la calidad de las aguas en periodo de crecidas en las cuencas del Sudoeste Europeo, y en él participan 6 grupos de investigación de España (UPV/EHU-País Vasco, CSIC-Aragón), Francés (CNRS-Toulouse, Cemagref-Burdeos, INP-Toulouse) y Portugués (INRB Lisboa) que están analizando las cuencas de cuatro ríos (el río Save (Francia), el río Flumen (Aragón, España), el río Enxoe (Portugal)