UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

El objetivo es “trasladar las investigaciones a la cabecera del paciente”, según expresa la presidenta del encuentro, la catedrática María Isabel Lucena

Farmacólogos clínicos llegados de toda España participan estos días en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Farmacología Clínica, un encuentro organizado por la Universidad de Málaga que se enmarca en la Semana de la Farmacología, que ha incluido también la celebración en la capital del XXXIII Congreso de la Sociedad Española de Farmacología, concluido el 5 de octubre.

El Congreso fue inaugurado por la , , en un acto al que asistieron, entre otras personalidades, el viceconsejero de Salud de la Junta de Andalucía, Enrique Cruz; el presidente de la Sociedad Española de Farmacología, Antonio Portalés; el director gerente del Hospital Clínico, Tomás Urda, y la catedrática de la UMA María Isabel Lucena, presidenta de este encuentro y codirectora del Instituto de Investigaciones Biomédicas ‘Bionand’.

Los asistentes, cerca de 200 expertos, se pondrán al día acerca de las investigaciones y los avances que se han producido en este año en las distintas universidades, centros científicos y hospitales de toda España. Para ello cuentan con un completo programa que incluye mesas redondas, talleres de trabajo y conferencias impartidas por profesionales del sector y por destacados científicos, como por ejemplo Mariano Barbacid, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de Madrid.

La rectora felicitó a los organizadores “por el magnífico programa científico” del evento y animó a los presentes a “seguir investigando para que la ciencia excelente llegue al entorno”. Por su parte, el viceconsejero recordó las premisas que se fija su departamento a la hora de marcar la línea de trabajo, entre las que destaca la potenciación de la I+D+i y el uso racional del medicamento, algo muy relacionado con el contenido del congreso.

En cuanto a los objetivos del congreso, su presidenta, María Isabel Lucena, aseguró que va implícito en el lema del mismo: ‘Por una traslación eficaz y segura del conocimiento científico a la terapéutica’. “Queremos trasladar el conocimiento a la cabecera del paciente”, aseguró Lucena, al tiempo que señaló que también pretenden generar “alianzas necesarias” entre la academia, la industria farmacéutica y las autoridades sanitarias.

La investigación en terapia celular, los avances en la regulación de terapias avanzadas, la vigilancia de la seguridad de los medicamentos de terapia avanzada, la medicina personalizada y la farmacoepidemiología son algunos de los temas que se tratarán en el congreso, que se celebra entre el 5 y el 7 de octubre.