UNIVERSITAT DE VALENCIA

La Agencia Mundial Antidopaje ha concedido una ayuda al grupo de investigación dirigido por José Viña en el Departamento de Fisiología de la Universitat de València para realizar un estudio con el que evitar el uso ilegítimo de la eritropoietina (más conocida como ‘Epo’) en la alta competición deportiva. Se trata de dilucidar si la hipoxia intermitente, es decir, dormir en cámaras a baja presión de oxígeno, puede considerarse como un método enmascarador del uso de eritropoietina.

La eritropoietina es una hormona que hace que el cuerpo mantenga niveles normales de eritrotrocitos -células rojas de la sangre-, y así hace aumentar la cantidad de estas células y por tanto el rendimiento, de una forma no limpia.

Una de las principales opciones que tienen los deportistas que deseen usar la eritropoietina y engañar a los comités de control es utilizar agentes “enmascaradores”, capaces de disimular o evitar la detección del uso de esta sustancia.

La ayuda de la World Antidoping Agency (Agencia Mundial Antidopaje) es para investigar la posibilidad de que la hipoxia intermitente (que consiste en que el deportista duerme en una cámara a muy baja presión de oxígeno, es decir, como si estuviera en lo alto del Mont Blanc, a cerca de 5.000 metros de altura) evita la detección de la inyección de eritropoietina que se pondría posteriormente. Los resultados del trabajo dilucidarán si la hipoxia intermitente puede considerarse como un método enmascarador del uso de eritropoietina.

Este proyecto se desarrollará en el Departamento de Fisiología por Fabián Sanchis, Carmen Gómez Cabrera y lo dirigirá José Viña. El grupo de investigación está codirigido por M. Carmen Gómez Cabrera. Además, se cuenta con la colaboración de la Agencia Estatal Antidopaje y de su laboratorio central dirigido por Jesús Muñoz Gredilla.

La World Antidoping Agency es el principal organismo internacional encargado de mantener el deporte de alta competición limpio y una de las principales funciones de esta agencia internacional es la lucha contra el dopaje en el deporte.

Se da la circunstancia que el laboratorio de José Viña ya consiguió incluir uno de estos agentes enmascaradores, la desmopresina, en la lista de sustancias prohibidas en el deporte, siendo así el primer laboratorio español que consigue que se modifique esta lista.