UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Consolidada como punto de encuentro entre la academia y la ciudadanía

De emotivo, divertido, reivindicativo y en el tono distendido y amable que caracteriza tanto al personal, se celebró el pasado lunes, día 17 de octubre, el homenaje que la Sede de la Ciudad de Alicante de la UA rindió a quienes la han ayudado a cumplir diez años y a convertirse “en el punto de encuentro con la cultura con mayor volumen de actividad de la ciudad de Alicante”, según coincidieron los asistentes. Participaron los académicos y académicas que pusieron en marcha la sede y que han hecho que, como dijo el vicerrector Jesús Pradells, “más que sede, se haya convertido en la casa de Alicante”.

Artistas como Eduardo Lastres, periodistas y locutores, como Mariano Sánchez Soler y Vicente Hipólito, poetas, representantes de distintos colectivos como Casa Chile, Decide-T, el Observatorio feminista, el Consell de la Joventut, o La Cívica, por citar algunos, participaron en este acto bajo el epígrafe de Y tú, ¿Qué recuerdas de la sede? , junto “a los verdaderos protagonistas, que son los usuarios, el público que hace posible este milagro”, aseguró la actual vicerrectora de Extensión Universitaria, Josefina Bueno.

De un recién restaurado el edificio, en los tiempos del , , cabeza de la Universidad Permanente ya en aquella época y una de las primeras moradoras del edificio, recordó “la decadencia de la zona” y cómo se ha convertido ahora “en un referente cultural de la ciudad”. Bru insistió “en la generosidad de la Universidad de Alicante” que además de una programación tan rica y variada y unas instalaciones tan adecuadas, “regala un capital humano del más alto nivel”.

La sede nació con el tandem , como vicerrector de Extensión Universitaria y Manuel Alcaraz, el primero de los directores. Alcaraz, que inició su discurso recordando “a quienes no volverán”, Adrián López y , aseguró que en el arraque se apostó “por un modelo de plaza pública” que hacia las ocho de la tarde recibe visitantes de todos los perfiles para “ver qué hay hoy en la sede”. El modelo se afianzó inmediatamente convirtiendo a la sede “en el lugar de encuentro de todos los colectivos sociales que llevaban a cabo una actividad interesante”, comentó José Carlos Rovira.

La historia de la sede continuó con el tándem Jesús Pradells-Emilio Soler, con quienes se consolidaron definitivamente los principios de participación, libertad de expresión y de pensamiento, “norte y guía de esta sede”, según Pradells. Soler reivindicó el papel de la sede “en unos momentos tan delicados económicamente”, e insistió en la necesidad de hacer un “auto homenaje”, “por merecido, por haberse convertido en centro cultural de primer nivel y porque es en realidad, un homenaje a toda la ciudadanía”. “Hay que presionar para que la sede continúe su andadura”, dijo Emilio Soler, que también insistió en el “esplendido equipo humano con que cuenta, que no sabe de horarios y sí de imaginación, coraje y ganas de trabajar”.

Visiblemente emocionada, hizo un recuento de las actividades que nacieron con la sede y son ahora un referente en Alicante, como la lectura de la Constitución, el Premio Maisonnave, el homenaje a Miguel Hernández “y tantos y tantos ciclos y observatorios surgidos bajo su auspicio”, así como de las personas que de un modo u otro han colaborado en hacer de la sede lo que es.

El acto contó con la participación del pianista italo-canadiense Fabio Miano que fue el encargado de poner música a una selección de imágenes sobre la historia de la sede.