UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El , , destacó la generosidad con la que sirvió a la sociedad desde “su irrepetible y polifacética figura”

La Universidad de Navarra ha homenajeado al catedrático , fallecido el 14 de enero de 2010. El acto recordó su intensa carrera profesional repleta de logros periodísticos, académicos y políticos, entre los que destaca la creación del Instituto de Periodismo de Pamplona, actual Facultad de Comunicación de la Universidad. Asimismo, se rememoró su reconocimiento como “Héroe de la libertad de prensa” por el Instituto Internacional de Prensa que él mismo trajo a España.

El rector, Ángel J. Gómez-Montoro, que clausuró el acto, subrayó la generosidad con la que Antonio Fontán sirvió a la sociedad y a su país desde “su irrepetible y polifacética figura en los ámbitos universitario, periodístico y político”. En este sentido, hizo mención a la donación que realizó de su archivo personal al Archivo General de la Universidad y que con ocasión de este homenaje se ha puesto al servicio de todos los investigadores.

Por otra parte, evocó el carácter abierto del profesor que, a pesar de su reconocida filiación monárquica, se rodeó de gentes de gran variedad política, ideológica y generacional. Por eso, como dijo el rector durante su intervención, “no extraña la pléyade de personas que se consideran de una u otra forma, “‘discípulos’ de don Antonio”.

El profesor de la Facultad de Comunicación Esteban López-Escobar habló de la faceta periodística del catedrático y lo definió como “maestro de periodistas y maestro de libertad”: “Nuestro homenaje a Antonio Fontán, como discípulos, no le engrandece a él, pero sí nos permite elevarnos hacia su nivel”, dijo. Esteban López-Escobar relató su carrera en tres etapas, de las que resultaron publicaciones como La Actualidad Española (1952-1956) o la revista mensual Nuestro Tiempo (1954- 1956), el relanzamiento de la revista francesa La Table Ronde, la dirección del diario Madrid (1967-1971) o la presidencia de Nueva Revista de Política, Cultura y Arte (1991-2010).

Antonio Fontán puso en marcha el Instituto de Periodismo de Pamplona, actual Facultad de Comunicación de la Universidad, en una época marcada por la ausencia de libertad periodística en la que, como contó López- Escobar, el gobierno franquista había creado en 1941 la Escuela Oficial de Periodismo, al margen de la universidad. “En este contexto, se entiende que la creación, en el año 1958, del Instituto de Periodismo como un centro universitario fuera una decisión de una audacia indiscutible”.

Maestro de humanistas

Por su parte, José María Maestre, catedrático de Filología de la Universidad de Cádiz, trató la faceta más intelectual de Fontán recordando los estudios que realizó del Renacimiento español a través de autores como Nebrija o Vives y sus trabajos sobre Séneca. De este modo, destacó la arraigada vocación humanista del profesor y afirmó que entre sus múltiples caras “es precisamente la de humanista la que predomina sobre las demás, porque todas las restantes están vinculadas a ella”.

Soledad Becerril, ex alcaldesa de Sevilla y diputada en la primera legislatura de la democracia, retrató la faceta más política de Fontán, al que atribuyó un papel incuestionable en la transición y en la promulgación de la Constitución Española de 1978. Lo hizo, según Becerril, “haciendo llegar sus reflexiones a las personas que estaban en la negociación de la Constitución y hablando en determinadas ocasiones con su Majestad el Rey”. Además, recordó que fue el primer presidente del Senado democrático, lo que le confirió autoridad durante la transición. Según mencionó “Don Antonio Fontán era el rigor, el orden, el método, el pensamiento del hoy y del mañana”.