UNIVERSIDAD DE JAÉN

El de la Universidad de Jaén, Rosa, recibió hoy, en nombre de la institución académica, la del ‘Lacre de Israel’, por parte de su autor, el artista jiennense Antonio Hervás Amezcua, obra que pasará a incrementar los fondos artísticos de la de la UJA.

Antonio Hervás explicó que cuando regresó de su estancia en Israel, en el año 1990, coincidió con Cesáreo Rodríguez-Aguilera, al que le unía una buena amistad, “y le gustó e impactó uno de mis cuadrados”, concretamente “Lacre de Israel”, un lienzo en óleo, que tiene como tema central a un rabino, con un lacre, que es el sello oficial del Estado de Israel “y como jurista que era, pienso que le gustó la pintura y la idea de este símbolo”. La intención de Antonio Hervás era regalárselo, “porque siempre me apoyó mucho”, y tras su muerte, pensó que este cuadro podría ser donado a la Fundación Cesáreo Rodríguez-Aguilera y, por ende, a la Universidad de Jaén.

Por su parte, Manuel Parras agradeció la donación y la “generosidad” del autor, cuya obra es la tercera con la que cuenta la Universidad de Jaén. Dicha donación, “nos da la oportunidad de enriquecer nuestra obra, dentro de la Fundación y de seguir siendo referentes en el ámbito universitario, de apostar por la cultura, por el arte”. A su juicio, lo más destacado de la Fundación Rodríguez-Aguilera, “es que nos ha dotado de una especie de cultura, que eso es importante”.

Antonio Hervás Amezcua nació en Jaén en 1951 y vive en Gavà (Barcelona) desde 1966. En España ha expuesto profusamente de forma individual y colectiva, pero es especialmente en Cataluña donde sus obras han podido verse de forma constante, desde los comienzos de su trayectoria profesional: Sitges, Barcelona, Girona, Viladecans, Sabadell, Castelldefels…

Hervás Amezcua tiene obra, entre otros lugares, en el Museo de Albacete, Museo Zabaleta (Quesada, Jaén), Museu de Poreres (Palma de Mallorca), Banco Nacional de Islandia (Reikjavik), Instituto Cervantes (Sao Paolo, Brasil), Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel (Jerusalén), Museo de Akureyri (Islandia) y en el Museo del Fútbol Club Barcelona. Además de los espacios museísticos y galerías, se puede disfrutar de sus trabajos en la Plaça Francesc Macià de Gavà (Barcelona), en la que se encuentra un mural mosaico con esculturas en bronce; en Santa Ana (Albacete), donde realizó una fuente-escultura en bronce; y en Viladecans (Barcelona), en cuya Rambla Modolell se encuentra la escultura en bronce “Homenatge a la Pagesia”.

Imagen: , Manuel Parras, Antonio Hervás y José Ángel Marín (de izquierda a derecha)