UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El mar de las calmas, un laboratorio natural para estudiar el

Siete de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria han participado en la investigación realizada a bordo del buque oceanográfico ´Ramón Margalef’ del (), que ha finalizado con éxito la campaña Bimbache-3 en la isla de . El objetivo principal de la investigación ha sido realizar una caracterización físico-química y biológica de las aguas afectadas por el fenómeno vulcanológico, y estudiar las consecuencias de las emisiones sobre los organismos marinos en la región del Mar de Las Calmas.

Con este fin se ha embarcado un grupo multidisciplinar de 12 científicos liderados por el IEO, en el que siete investigadores pertenecen a la ULPGC y se da la circunstancia de que de los cinco restantes, cuatro, que ahora trabajan en otras instituciones, han sido titulados por la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC. Se da la circunstancia de que el próximo lunes, día 14, volverán a embarcarse investigadores de la ULPGC en la zona del Mar de las Calmas para continuar sus estudios.

Los investigadores de la ULPGC que han participado en la campaña Bimbache-3 lo han hecho no sólo ‘in situ’ en el barco, sino también con apoyo logístico desde tierra. Así, embarcaron los grupos de Oceanografía Física (GOFTE), de Oceanografía Química (QUIMA), de Oceanografía Biológica (GOB) y del (). Con su apoyo en tierra, enviando imágenes de satélite, han participado la División de Robótica y Oceanografía Computacional (ROC-IUSIANI) y el Grupo de Procesado de Imágenes y Teledetección (Proyecto Estructurante en Teledetección).

Muchos de estos grupos de la ULPGC pertenecen al (), creado el pasado verano en el seno de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Se ha realizado una malla de 24 estaciones para la determinación de diversas propiedades y la recolección de muestras desde la superficie hasta el fondo oceánico. Se estudiaron más de treinta parámetros que servirán para caracterizar la mancha producida por el volcán y su relación directa con la mortandad, viabilidad y biodiversidad de las comunidades de organismos. Entre los parámetros evaluados figuran temperatura, salinidad, oxígeno disuelto, pH, carbono orgánico e inorgánico, nutrientes, metales y clorofila. Asimismo se recolectaron muestras de plancton e invertebrados bentónicos.

Los investigadores de la ULPGC que han participado en esta campaña consideran que las aguas de El Hierro en la actualidad se asemejan a un laboratorio natural donde se están dando procesos a escalas espaciales y temporal muy cortas que reproducen perfectamente las condiciones oceánicas previstas en un futuro (décadas a siglos) debido al Cambio Climático. Por otro lado, el estudio de microorganismos asociados a las emisiones de magma puede suministrar claves sobre el origen de la vida y la adaptación de organismos a situaciones ambientales extremas en otros planetas.