UNIVERSIDAD MIGUEL HERNÁNDEZ DE ELCHE

El profesor del área de y Deportiva de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha demostrado a través de un estudio que las clases de educación física mejoran la satisfacción vital. El trabajo, titulado ‘Modelo causal de la satisfacción con la vida en de educación física’, se ha publicado recientemente en la Revista de Psicodidáctica.

El resultado obtenido refleja que cuando los estudiantes se sienten responsables consigo mismos y con sus compañeros y, además, perciben que sus docentes están interesados en motivarles, se consideran autónomos y competentes. Esto se manifiesta en una mayor autoestima y la diversión que les proporciona les hace mostrarse satisfechos con su vida. Además de la influencia social del deporte por el interés que despierta el éxito en este campo, el trabajo plantea que la educación física se puede utilizar como integradora del desarrollo psicológico y moral, la socialización o la educación en valores.

Según el estudio, uno de los objetivos académicos de la práctica de deporte es fomentar actitudes que permitan satisfacer las necesidades personales a través del ejercicio físico. Aunque existen estudios que han analizado que los compromisos adquiridos socialmente en el seno de un grupo mejoran la motivación, en este caso se plantean dos cuestiones novedosas: cómo puede promover esta práctica el bienestar de los adolescentes y qué herramientas puede manejar el docente para conseguir que su alumnado se sienta más satisfecho con la vida.

La investigación, realizada de forma conjunta con el profesor de la Universidad de Murcia José Antonio Vera, ha analizado las valoraciones de 324 estudiantes de educación secundaria obligatoria sobre diferentes variables como la responsabilidad, la autonomía, la competencia, la autoestima, la diversión, la motivación y la satisfacción con la vida.