UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

El secretario general del Archivo Secreto Vaticano, Luca Carboni visita la UPV/EHU en unas conferencias organizadas por el Máster Europa y Mundo Atlántico

Hoy lunes, 7 de noviembre, a las 11.00 en la Sala de Juntas del Decanato de la Facultad de Letras de la UPV/EHU, en Vitoria-Gasteiz, el secretario general del Archivo Vaticano, Luca Carboni expone las investigaciones que ha desarrollado en el archivo papal en las que han acabado desvelando importantes secretos de la colonización. Las conferencias en las que interviene Luca Carboni están organizadas por el Máster Europa y Mundo Atlántico de la UPV/EHU.

El pasado mes de octubre el Vaticano hizo pública la bula Inter Cetera II dictada en 149 y que ha sido estudiada por Carboni. La primera versión de esta bula no satisfacía a los Reyes católicos y es por ello que el Papa Alejandro VI, con esta segunda redacción de la misma, asigna a España todos los territorios situados al oeste de un imaginario meridiano ubicado a unas 100 leguas de las islas de Cabo Verde y de las Azores, limitando los anteriores derechos portugueses a expandirse por el Atlántico.

Este documento sentó las bases jurídicas para la colonización de las Américas tras el regreso de Colón a Europa, en marzo de 1493, anticipando la firma del tratado de Tordesillas el 7 de junio de 1494 entre los Reyes españoles Isabel y Fernando, y Juan II, Rey de Portugal.

El Papa Alejandro estableció en esta bula la excomunión para toda persona “de cualquier dignidad, incluso imperial o real” que violara los dictámenes de la bula.

Este documento será expuesto por primera, y seguramente única, vez en febrero de 2012, cuando con otros 100 valiosísimos documentos originales procedentes del Archivo Secreto Vaticano se exhibirá durante seis meses al público en los Museos Capitolinos de Roma, en una exposición que llevará por título Lux in Arcana.
Por el momento sólo se han dado a conocer ocho del centenar de documentos que formarán parte de la exposición, concebida para celebrar los 400 años de existencia del Archivo Vaticano y que repasará algunos de los principales acontecimientos históricos de los últimos 12 siglos. Entre los documentos que se exhibirán al público estarán las actas del famoso proceso llevado a cabo entre 1616 y 1633 por el Santo Oficio contra Galileo, el pergamino de 1530 con la petición de los lores y miembros de la Cámara de los Comunes a Clemente VII para que anulara el matrimonio entre Enrique VIII y Catalina de Aragón (el rechazo del Pontífice dio lugar a un cisma y a la creación de la Iglesia anglicana) o la carta en seda que en 1650 la emperatriz china Wang escribe al Papa Inocencio X anunciándole que ella y su hijo se habían convertido al cristianismo.

El Archivo Secreto del Vaticano

Fundado por el papa Pablo V en 1612, el Archivo Secreto conserva desde entonces todas las actas y documentos relativos al gobierno de la Iglesia universal, y es propiedad del Papa. «No sólo es el archivo más grande del mundo sino también el más extenso cronológicamente: abarca desde el año 1200 hasta nuestros días», apostilla con indisimulado orgullo su responsable. Por decisión de León XIII desde 1881 no es secreto, sino que está abierto a las consultas de los estudiosos de cualquier nacionalidad y fe religiosa, y al año lo consultan unas 1.200 personas. Considerado uno de los centros de investigación histórica más importantes del mundo, es accesible en forma gratuita a los universitarios que soliciten su ingreso por motivos de estudio.

El Archivio Segreto Vaticano que lleva a cabo la actividad específica destinada a la preservación y mejora de los hechos y documentos relacionados con el gobierno de la Iglesia Universal. Se trabaja principalmente para el Romano Pontífice y la Santa Sede y en segundo lugar ofrece sus servicios a los estudiosos de todas las religiones de todas las naciones.

El nombre actual, el “Archivio Segreto Vaticano» ha sido documentada desde mediados del siglo 17, cuando, como hoy, se le ha dado privada del Papa (secretum) los archivos en los cuales haya ejercido jurisdicción suprema y única.

El patrimonio documental que albergan sus bodegas gran abarca unos doce siglos (del 8 al siglo 20). Se compone de más de 600 fondos archivísticos y se almacena en más de 85 kilómetros lineales de estanterías, algunas de las cuales se encuentra en el Bunker, una bóveda subterránea de dos plantas por debajo del Cortile della Pigna de los Museos Vaticanos.

Después el Papa León XIII abrió las puertas del Archivio Segreto Vaticano a los académicos de nuevo en 1881, se ha convertido en uno de los centros de investigación más famosos de la historia en el mundo.

De acuerdo con la práctica establecida en 1924, el Papa concede el libre acceso a los documentos «agrupados en pontificados» actualmente en ejecución hasta el final del pontificado de Pío XI (febrero de 1939). Sin embargo, Pablo VI se apartó de esta práctica y le otorgó los estudiosos el acceso a los archivos del (1962-1965) después de que el Consejo llegó a su fin en 1965. Por último, el concedió el acceso a los aficionados Ufficio Informazioni Vaticano,