UNIVERSIDAD DE JAÉN

El primer Español, Álvaro Gil Robles, lanzó hoy el mensaje de que el actual proceso de integración en la requiere del protagonismo de los ciudadanos, “porque nos tenemos que convertir en actores de la construcción europea, no únicamente las instituciones”.

Álvaro Gil Robles impartió una conferencia en la Sala de Juntas del Edificio Zabaleta (D 1), bajo el título “La integración de la Unión Europea en el Consejo de Europa: un proceso complejo”.

Para el primer Defensor del Pueblo Español, en “estamos en una fase apasionante” del proceso actual de integración de la Unión Europea, en la que los fundadores de Europa “se reencontrarían otra vez, porque estamos superando lo que es puramente concepción económica, el mercado común, el mercado-mercado, y por fin estamos entrando en la parte que es construcción institucional, en serio, de la Europa política, en la que no solamente se preocupa del desarrollo económico, sino también de conformar un verdadero modelo de sociedad democrática, de estado de derecho y de instituciones en la vía federal de gobierno de Europa”.

Este hecho, según Gil Robles, coincide con la situación de crisis por la que se está atravesando Europa. “Toda la historia de la Unión Europa, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, todo el avance que se ha producido ha sido siempre sobre crisis, nunca sin crisis. La última fue el rechazo de la Constitución europea, que fue grave e importante, y que condujo al Tratado de Lisboa y, por fin, a que la Carta de Derechos Fundamentales de la UE se incorporase como norma de pleno derecho en el tratado y, hasta hoy vigente. De una situación traumática se produce un avance. Y nadie discute que, además, de contenido económico hay que incorporar ideología y derechos humanos”.

Para Gil Robles, no se puede hacer una Unión Europea, un espacio europeo común solamente, “sobre las palabras”. A su juicio, hay que hacer una política económica común, “una política fiscal común, y una gobernanza política y económica común, con instituciones que realmente respondan, con un verdadero Parlamento Europeo, con poderes decisivos y con una serie de instituciones que vayan respondiendo cada vez más al voto de la población”. En este sentido, dijo que no solo hay que pedirle responsabilidades a las instituciones europeas, “y que lo hagan todo”. A su entender, los ciudadanos europeos “tenemos que empezar pensar que existe también esa realidad y que votar al Parlamento europeo es tanto o más importante que votar a las Cortes españolas, y los ciudadanos tenemos que convertirnos en actores de la construcción europea”.

Asimismo, consideró “lógico” que entre la población exista desconfianza hacia la Unión Europea, ya que “en situaciones de crisis se busca a un culpable”. Sin embargo, responsabilizó a todos, “porque tendremos que pensar que la Unión Europea será lo que los ciudadanos de la Unión queremos que sea, cuando votemos y decidamos nuestro gobierno. Si hubiésemos votado y habríamos tenido una buena representación y tal vez el debate en la Unión Europea hubiese sido distinto”.

La actividad estaba organizada por el Departamento de Derecho Público y Común Europeo, y por la asociación de estudiantes ACTIVA. Los organizadores son: Víctor Luis Gutiérrez Castillo, director del Departamento, e Isabel Reyes del Moral, presidenta de ACTIVA.

Álvaro Gil Robles fue Defensor del Pueblo Español desde 1988 a 1993. Del 15 de octubre de 1999 al 31 de marzo de 2006 fue el primer Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa. Ha ejercido varios cargos en organismos nacionales e internacionales relacionados con los derechos humanos. Ha publicado gran cantidad de artículos y libros sobre derechos humanos.